Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Fitbit compra Pebble para marcar territorio en el mercado de los relojes inteligentes

Logotipo de ABC ABC 08/12/2016 J.M. Sánchez
Fitbit compra Pebble para marcar territorio en el mercado de los relojes inteligentes © Proporcionado por ABC Fitbit compra Pebble para marcar territorio en el mercado de los relojes inteligentes

Hace tres años comenzó la andadura de una de las firmas pioneras en el mercado del reloj inteligente. Un año antes planeaban su irrupción en esta categoría tecnológica que, pese a su boom inicial, no ha tenido el éxito esperado. Y tan solo cinco días después de poner a la venta su primer dispositivo se agotó.

Ahora la marca cierra un intenso capítulo. Fitbit, empresa especializada en aparatos de monitorización y la única que hace frente a Apple, ha adquirido Pebble por un desembolso de 40 millones de dólares (37 millones de euros), una cifra muy alejada de otras épocas en las que se rumoreó que había recibido ofertas. Citizen, firma relojera japonesa llegó a ofrecer 740 millones de dólares (696 millones de euros). Dejó pasar una gran oportunidad.

Con esta operación la marca desaparecerá y dejará de operar de manera independiente, según los términos del acuerdo. Esta decisión puede interpretarse como un movimiento estratégico importante: Fitbit tiene capacidad de producción, desecha el hardware para sumar el software de Pebble y su experiencia en la muñeca de cara a abrir brecha en este mercado de los «wearables». La empresa no ha tenido músculo financiero para aguantar (tuvo que despedir al 25% de la plantilla hace poco) y ha tenido que ofrecerse a una empresa que, sin embargo, logra con este movimiento posicionarse en el mercado de los «smartwatches», que lidera junto con Apple y su apuesta por su Apple Watch.

«Gracias por ser parte de nuestra historia. Estamos cerrando un capítulo y te invitamos al próximo», ha señalado Eric Migicovsky, consejero delegado de Pebble, en un comunicado en el que confirma que la marca dejará de existir: «hemos tomado la dura decisión de cerrar la empresa». Con ello ya no se fabricarán nuevos modelos y cancelarán las ventas. «Con esta adquisición estamos bien posicionados para acelerar la expansión de nuestra plataforma y ecosistema, así como convertir a Fitbit en una parte importante de la vida cotidiana de un abanico ahora más amplio de usuarios», señala James Park, director general de Fitbit en un comunicado.

Esta compra llega en un momento en el que el mercado de los relojes inteligentes se encuentra en una profunda reflexión. Uno de los modelos más llamativos, el Moto 360, pasa a mejor vida. Lenovo, empresa propietaria de Motorola, dejará de comercializar este reloj inteligente y, con ello, el sistema operativo de Google para estos dispositivos de muñeca, Android Wear, camina hacia su extinción. Solo Samsung se mantiene en la batalla.

Según datos de la firma de análisis IDC, a lo largo de 2016 las ventas de relojes inteligentes se redujeron un 55%, con Apple como líder de ventas (colocó algo más de un millón, pero sus ventas globales cayeron un 75%). En el último trimestre ha lanzado su segundo modelo, el Apple Watch series 2, que mejora el rendimiento y la experiencia de uso con su GPS integrado y su resistencia al agua. La pregunta ahora es clara: ¿han muerto los relojes inteligentes o esto es una batalla de dos?

Según IDC, la venta de «wearables» superará los 110 millones de unidades en este 2016, equivalente a un aumento del 38.2% frente a los 72 millones de productos vendidos el año anterior, mientras que desde la firma de análisis Gartner pronostican unas ventas de 274.6 millones para este año, equivalente a un aumento del 18.4% respecto al año anterior, cuando se registraron 232 millones de unidades vendidas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ABC

image beaconimage beaconimage beacon