Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Fomento da marcha atrás y permitirá hablar español en las comunicaciones entre pilotos y controladores

Logotipo de El Mundo El Mundo 04/10/2017 ANA BELÉN RAMOS

El Ministerio de Fomento ha anunciado hoy hacer uso de la excepción contenida en el Reglamento Europeo de Ejecución 2016/1185 respecto a la homogeneización de los procedimientos de aviación, por la cual se prohibía el uso del español en las comunicaciones aéreas. Esta excepción, fuertemente reclamada por el Sindicato de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) y la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) contempla la no aplicación de la norma en caso de que afecte a la seguridad.

En un comunicado, los sindicatos han celebrado la noticia y han valorado como algo "positivo" que se haya escuchado el criterio profesional de estos colectivos, que reiteraron los riesgos que podía suponer el no acogimiento de la excepción y la consecuente acatación íntegra de la prohibición del español en este tipo de comunicaciones.

Sepla y Usca denunciaron públicamente en rueda de prensa hace apenas un mes la imposición desde la Dirección General de Aviación Civil, órgano asociado al Ministerio de Fomento, de la utilización única del inglés en las comunicaciones en los aeropuertos entre pilotos y controladores aéreos.

Según ambos colectivos, está previsto que la norma entre en vigor a partir del próximo 12 de octubre, aplicándose en aquellos aeropuertos con más de 50.000 movimientos internacionales anuales entre los que se encuentran los siete principales aeródromos españoles.

Los sindicatos alertaron de los peligros implícitos en la polémica medida, alegando que su aplicación no se había basado en estudios previos. Aseguraban, además, que afectaría a la seguridad aérea, y denunciaron que se iba a implantar sin tener en cuenta los efectos que podía acarrear.

© Proporcionado por elmundo.es

La norma surge de la trasposición a la normativa española del Reglamento Europeo 'Standardised European Rules of the Air', la cual persigue estandarizar los procesos de aviación de Europa. No obstante, la orden incluía la posibilidad de que los Estados hiciesen excepciones en los casos en que la seguridad estuviese en peligro, excepción a la que se opuso el estado español y que sí fue adoptada por algunos países europeos como Francia y Portugal.

Tras meses de trabajo para intentar conseguir que se hiciese uso de la excepción incluida en la norma, Sepla y Usca reanudaron el diálogo con el Ministerio de Fomento y, a pesar de las reticencias iniciales, se ha conseguido que las autoridades aeronáuticas entiendan los razonamientos de pilotos y controladores y se permita a los trabajadores utilizar el idioma que consideren adecuado en función de la situación y basándose en criterios de seguridad.

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon