Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Francis Bacon

Notodo Notodo 27/10/2016 Irene Galicia
Imagen principal del artículo "Francis Bacon" © La Fábrica 2014 @ Imagen principal del artículo "Francis Bacon"

"Es asombroso que no esté yo allí en lugar del animal", pensaba Francis Bacon al pasar por delante de una carnicería. Y es que como pintor uno capta y recuerda esa gran belleza del color de la carne, pues según el artista, somos armazones potenciales de carne. Noventa obras del Bacon desembarcan ahora en el Guggenheim para mostrar el fulgor carnoso de sus figuras en una exposición que pretende profundizar en la huella que las culturas francesa y española dejaron en su obra.

Bacon inició su carrera tras visitar una exposición de Picasso en la Galería Paul Rosenberg de París justo antes de la guerra y eso le animó a comenzar a pintar. Y ya no paró. De este modo, este tipo que según Margaret Thatcher, pintaba "trozos de carne asquerosos", decidió que el tema de sus pinturas sería la vida en la muerte: debía buscar su yo más vital, pero también el más autodestructivo. Por eso el "olor a sangre" le acompañaría en sus grandes trípticos que reflejan aspectos de su vida, de sus amigos y su admiración por Monet, Degas, Gauguin, Van Gogh, Matisse, Velázquez o Picasso sobre su trabajo.


Picasso influyó como una bestia en sus primeros cuadros, pero Bacon también fue un ferviente francófilo sumamente interesado en la literatura francesa y ávido lector de Racine, Balzac, Baudelaire y Proust. Más allá de sus primeros encuentros parisinos con la obra de Picasso en los años veinte y treinta, su relación con la cultura española se manifiesta principalmente en su obsesión por el Retrato del Papa Inocencio X, de Velázquez. Bacon nunca vio el original, prefirió tener presentes las reproducciones de la pintura. La frase de Bacon "acaso algún día logre capturar un instante en toda su violencia y toda su belleza" se materializa durante la creación de las más de cincuenta obras que dedicó a este motivo.

Esta obra es, en el sentido más puro de la palabra, una reinterpretación. Absorbe completamente la obra modelo para recrearla de manera personal. En ella no se mezclan la carne y la sangre, no presenta una carnalidad extrema, de hecho toda figuración del personaje en sus detalles carnales queda anulada. La fidelidad a la obra de Velázquez sólo es visible con la presencia de los elementos materiales: el mismo trono y el Papa. ¿Dónde encontramos entonces la supuesta carnalidad del pintor irlandés? En su Lógica de la sensación, Gilles Deleuze afirma que la carne se encuentra en el grito además del uso de una materia bruta y espesa. Borrosa y barrida, la imagen del Papa de Bacon flota entre curvas amarillas que materializan una jaula e impiden que el personaje escape. Entonces lo que le queda al espectador es el grito.

La apuesta de Bacon por la figuración se formula desde la más absoluta subjetividad, tomando de nuestra cultura y la cultura vecina, aquellos elementos que le convienen para conseguir expresar la torturada realidad del hombre contemporáneo. Para la construcción de sus atormentados seres hace además uso de la gestualidad del informalismo, la distorsión expresionista y la evocación onírica surrealista. El protagonismo de las figuras baconianas, puntos centrales de su obra, reside en su condición de despojo: cuerpos deformados, mutilados, muñones, cabezas y asaduras de animales. Pero es la violencia explícita que los concentra en medio del lienzo, lo que realmente muestra el fascinante exceso que acaba por definir su trabajo. Nadie salvo el propio Bacon lo podría haber expresado mejor: "Quisiera que mis pinturas se vieran como si un ser humano hubiera pasado por ellas como un caracol, dejando un rastro de la presencia humana y un trazo de eventos pasados, como el caracol que deja su baba".






Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Notodo

image beaconimage beaconimage beacon