Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Fugas a Malta y millones ocultos: así amasó su fortuna el 'Robin Hood' de Rojadirecta

El Confidencial El Confidencial 31/10/2016 Pablo López. Vigo

Rojadirecta era algo más que una simple web. Detrás de la página de Igor Seoane se escondía presuntamente una trama de decenas de ellas organizadas con una estructura piramidal, cada una con un responsable al frente, cuyo objetivo consistía en surtir de 'streamings' de los partidos de fútbol a la web principal para que pudiera presentarse como un simple agregador de enlaces. Todo este sistema quedó al descubierto con una operación policial iniciada el 19 de septiembre de 2015 y que condujo a la inesperada detención el pasado jueves no solo de Seoane, también de cinco de sus principales colaboradores simultáneamente en distintos puntos de la geografía española, en una operación dirigida por el juzgado de Instrucción número 1 de A Coruña.

Según fuentes de la investigación a las que ha tenido acceso Teknautas, ocho policías de paisano estaban repartidos el pasado jueves por el edificio Proa, sede del juzgado de lo Mercantil número 1 de A Coruña, donde Seoane estaba citado a declarar en una de las dos causas civiles que se siguen contra Rojadirecta. Cuando Seoane ya abandonaba la sala, uno de los agentes se le acercó y le dijo al oído: “hay dos formas de gestionar esto, con discreción o con escándalo”. Y así, con discreción, el creador de Rojadirecta, la web acusada de generar un perjuicio a las televisiones de cientos de millones de euros anuales, quedaba detenido. Culminaban 13 meses de una investigación que ha destapado un presunto fraude muy superior al que estimaba la propia policía cuando inició su trabajo.

A las mismas 13 horas de ese 27 de octubre, la policía desmontaba la estructura de Rojadirecta con detenciones en Chiclana, Cádiz, Girona , Madrid y A Coruña. Quedaban igualmente bloqueadas todas las cuentas bancarias de Igor Seoane, numerosísimas, en las que, presuntamente, el empresario coruñés de 32 años trataba de camuflar sin levantar sospechas los cuantiosos ingresos que le hacían al menos seis “empleados”: 11 millones de euros en total.

Porque, de acuerdo con las investigaciones realizadas, Rojadirecta no tenía como únicos ingresos los de las casas de apuestas que se publicitaban en la web principal, como declaró su contable en una de las causas abiertas en los juzgados de lo Mercantil de A Coruña. El dinero le llegaba desde las decenas de páginas a las que derivaba un tráfico de millones de usuarios. Aunque el juez que lleva el caso aún no ha calificado los hechos, Seoane será con toda probabilidad imputado por los presuntos delitos contra la propiedad intelectual, blanqueo de capitales y contra la hacienda pública.

El grueso de la investigación lo ha llevado a cabo la comisaría de la Policía Nacional en A Coruña. Fue allí donde DTS (la antigua Canal +, ahora Movistar +) presentó su denuncia el 7 de septiembre de 2015 ante la Jefatura Superior de Policía de Galicia (y su Brigada Provincial de Policía Judicial). En ese documento, DTS se presentó como acusación particular, denunciando presuntos delitos contra la propiedad intelectual, la Agencia Tributaria, pertenencia a organización criminal y blanqueo de capitales.

El caso se segregaría posteriormente para que la Unidad de Investigación Tecnológica (UIT) del Cuerpo Nacional de Policía, en Madrid, se hiciera cargo de una parte de la investigación, la relacionada con una de las webs subsidiarias, Élite Gol, considerada la de mayor relevancia. No sin tensiones entre los dos grupos policiales, las averiguaciones de la policía de A Coruña, donde está radicada Rojadirecta y vive Seoane, pusieron cerco a este y a cinco de sus principales colaboradores. Hasta que el administrador de Rojadirecta, residente en un entorno rural donde el control resultaba más complejo, fue consciente de que estaba siendo vigilado y huyó al extranjero.

Huída a Malta

Seoane advirtió de la situación a sus “empleados”, pero estos descartaron la posibilidad de estar siendo sometidos a seguimiento, por lo que siguieron adelante con su actividad. La policía acabó dando con el paradero de Seoane en Malta, desde donde, según la investigación, seguía dirigiendo el negocio. Aunque formalmente en España ya no se podían seguir los partidos en 'streaming', tras la aplicación el pasado enero de las medidas cautelares dictadas por los juzgados de lo Mercantil, fuera de ella sí se podía hacer, de forma que cualquier usuario con unos conocimientos mínimos de informática era capaz de ver el fútbol en nuestro país con solo simular una IP no española.

La investigación estaba prácticamente finalizada, pero quedaba desencadenar la operación especialmente delicada, ya que había que realizar seis detenciones simultáneas. La posibilidad de solicitar una comisión rogatoria a Malta no convencía a la juez que lleva el caso. Cuando esta supo que Seoane debía regresar a España para comparecer ante el Mercantil número 1 de A Coruña, decidió que ese era el momento de proceder a las capturas, como así ocurrió el pasado jueves.

Ajeno a lo que le esperaba, Seoane, siempre cuidadoso de preservar su intimidad, entró en el juzgado de lo Mercantil formando parte de un grupo de cinco hombres ocultos con cascos de moto y gafas de sol y ataviados con gabardinas. Compareció con una barba dejada para la ocasión y una peluca de largo pelo rizado, nada que ver con su aspecto habitual. Y cuando ya había prestado declaración, pensó que no le sería muy complicado ocultarse a su salida con la misma artimaña. Pidió permiso para abandonar la sala en un receso y ya cruzaba la puerta cuando se le acercó uno de los policías de paisano para detenerlo. Intentó escabullirse, pero al caer en la cuenta de que la alternativa era salir esposado por la puerta principal, repleta de periodistas, prefirió el garaje y los cristales tintados de un vehículo policial.

Igor Seoane, de espaldas, antes de su detención a la salida del juzgado el pasado jueves 27. (Foto: EFE) © Proporcionado por El Confidencial Igor Seoane, de espaldas, antes de su detención a la salida del juzgado el pasado jueves 27. (Foto: EFE)

De forma simultánea, en Chiclana, Cádiz, Girona y Madrid y en otro lugar de A Coruña se procedía a la detención de sus colaboradores. Siempre según fuentes próximas a la investigación, al menos dos de ellos confesaron con pelos y señales el modus operandi de la trama Rojadirecta.

El juez de guardia que tomó declaración a Seoane no tardó en ponerlo en libertad, pero el grueso de la investigación ya estaba adelantado. Esta vez no se trata de preservar los derechos de las televisiones a las que tanto perjuicio ha causado el fútbol en abierto a través de Rojadirecta. Ahora se trata de una causa penal por presuntas infracciones de distintos artículos del Código Penal, por lo que Igor Seoane se enfrenta ahora a la posibilidad de ir a la cárcel.

Enemigos enfrentados

La batalla contra Seoane ha dividido a sus enemigos. El coruñés ya ha ganado dos veces a las televisiones que lo atacaron por el flanco de la propiedad intelectual, pero eso fue antes de la reforma del artículo 207 del Código Penal. DTS consideraba que esa modificación abría la puerta para volver a actuar contra Rojadirecta más allá de las causas civiles abiertas. Según fuentes de la investigación, los otros dos grandes afectados por la famosa web, Mediapro y La Liga, opinaban en cambio que tenían mucho más que perder que lo que podían obtener de esa denuncia. Por ejemplo, una eventual declaración de prejudicialidad, que podría frustrar las causas que se ventilan en los juzgados mercantiles. O la posibilidad de volver a fracasar, lo que convertiría a Seoane en un héroe a ojos de miles de internautas que aún le consideran una especie de 'Robin Hood' del fútbol.

DTS finalmente decidió seguir adelante y presentó la denuncia en septiembre de 2015. Se abrió así una investigación de 13 meses que destapó el entramado liderado por Rojadirecta, con una serie de webs a un segundo nivel entre las que destacan Elite Gol, El Goles y La Casa del Tiki Tika.

© Proporcionado por El Confidencial

En este punto, la UIT se incorporó también a la investigación, tratando de liderar en contra del criterio de la jefatura de A Coruña, para llegar después a un reparto de la causa. Es por ello que, pese a que en realidad son seis las webs que están a un nivel inmediatamente inferior a Rojadirecta, solo cinco han sido desmontadas en la operación del pasado jueves. La investigación que afecta a Élite Gol, llevada en Madrid, fue sobreseída por falta de pruebas, aunque, siempre según fuentes próximas a la investigación, los datos recabados en las últimas detenciones probablemente permitirán retomar las actuaciones contra la que es considerada la principal web aliada de Rojadirecta.

Seoane salió de las dependencias policiales el mismo jueves con la obligación de comparecer mensualmente en el juzgado. El futuro se complica para este misterioso coruñés hijo de un popular empresario del sector textil que hasta ahora contaba sus pleitos por victorias. Incluso el gigante Google hincó la rodilla ante sus abogados en el pasado. Pero esta vez su suerte parece haber cambiado y, con Rojadirecta ya inoperativa, la amenaza tiene ahora forma de prisión.

Igor Seoane, de espaldas, antes de su detención a la salida del juzgado el pasado jueves 27. (Foto: EFE) © Externa Igor Seoane, de espaldas, antes de su detención a la salida del juzgado el pasado jueves 27. (Foto: EFE)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon