Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Garbiñe Muguruza se retira con fiebre en su debut en Pekín

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 02/10/2017 María Alexander
Qué mirar próximamente
SIGUIENTE
SIGUIENTE
Muguruza durante el partido ante Strycova en Pekín. © GREG BAKER Muguruza durante el partido ante Strycova en Pekín.

Garbiñe Muguruza atrasó su debut en Pekín debido a un estado febril, pero este lunes no ha podido terminar de jugar su partido ante la checa Barbora Strycova. La número uno del mundo perdía 6-1 y 2-0 cuando ha pedido asistencia médica y, tras tomarle la tensión, ha decidido que no podía continuar.

La española estuvo con fiebre en los últimos días y por esa razón no ha podido entrenar. Tampoco asistió a la fiesta de inauguración del Abierto de China para intentar recuperarse lo más rápido posible, pero no fue suficiente. En la pista se la vio muy errática y sin fuerza, cometiendo 16 errores no forzados en el primer set, que cedió en solo 27 minutos ante la número 25 del mundo.

El domingo Muguruza se mareó cuando empezó a calentar y, aunque no estaba al 100% recuperada, este lunes ha querido intentarlo en el último torneo Premier Mandatory del circuito femenino. "Desde que llegué a Pekín no había podido entrenar, no sé, tengo un virus desde que estuve en Wuhan", ha señalado la española. Wuhan fue la segunda cita de la gira asiática donde quedó eliminada en cuartos de final tras caer en tres sets ante Jelena Ostapenko.

"Quería darme la última oportunidad, ir a la cancha y golpear algunas bolas, ver cómo me sentía e intentar cambiar las cosas. No quería retirarme antes de que comenzara el torneo, pero hoy no podía jugar", ha añadido tras el partido. El año pasado Gabriñe alcanzó la tercera ronda en Pekín, donde en 2015 había logrado el campeonato.

El número uno de la española está ahora en el aire después de su retirada y las victorias en el debut de sus inmediatas perseguidoras en el ranking WTA. Garbiñe perdió 110 puntos y continúa en la cima con 6135. Le siguen, ya en segunda ronda de Pekín, Simona Halep (5590 puntos), Karolina Pliskova (5550) y Elina Svitolina (5315). Todas ellas superarían a Muguruza en caso de levantar el trofeo que entrega 1000 puntos a la campeona. Halep es quien más le pisa los talones ya que a la rumana le bastaría con alcanzar la final y que no lleguen ni Pliskova ni Svitolina para transformarse por primera vez en su carrera en la nueva número uno.

Muguruza, que comenzó el lunes ocupando por cuarta semana consecutiva el número uno, cierra así la gira asiática. La campeona de Wimbledon y Cincinnati, escaló a lo más alto del ranking después de caer en el US Open 2017, y consiguió permanecer allí tras los torneos de Tokio y Wuhan a pesar de quedar eliminada en semis y cuartos respectivamente. Garbiñe es la segunda jugadora española que alcanza el número uno después de que Arantxa Sánchez Vicario hiciese historia un 6 de febrero de 1995. La ganadora de tres Grand Slam (Roland Garros 1989 y 1994 y el US Open 1994), ocupó el puesto durante 12 semanas repartidas en tres periodos.

Garbiñe continúa en la carrera para intentar superar ese récord. Su próximo torneo será el Masters de Singapur que reúne a las ocho mejores jugadoras de la temporada y que comienza el próximo 22 de octubre. Con las escasas diferencias de puntos que hay entre las cuatro primeras del ranking, esta podría ser la cita que determine quién brindará a fin de año con la corona puesta.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon