Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Gina Lollobrigida, investigada por un presunto soborno

EL PAÍS EL PAÍS 22/05/2014 Lucia Magi
Gina Lollobrigida, investigada por un presunto soborno © REUTERS Gina Lollobrigida, investigada por un presunto soborno

No hay paz para una antigua y mítica estrella del cine. La vida tras la jubilación de la italiana Gina Lollobrigida, de casi 87 años, parece aún más venturosa que la que llevaba en su época de actriz, en los tiempos en que el séptimo arte la alzó como toda una diva. Ahora, que se ha animado a empezar una carrera como pintora, las visitas de los abogados y sus constantes apariciones en los tribunales no parecen dejarle tiempo para dedicarse a lo que le corresponde: ser una señora retirada. La leyenda de los años cincuenta y sesenta es investigada bajo la acusación de haber sobornado a dos testigos para que declararan a su favor en un antiguo juicio que se abrió después de que ella misma denunciara a un amigo suyo.

Según su versión de entonces, el individuo le había robado un diseño original suyo para venderlo a la prestigiosa casa de joyas Swarowski. En aquel momento, el caso fue desestimado por el tribunal. Pero ahora, a pesar de que la causa está cerrada, se tuerce en contra de la acusadora. La Fiscalía de Roma acaba de abrirle una investigación porque presuntamente sobornó a dos testigos. El abogado de Lollobrigida, Fabrizio Siggia, no se ha pronunciado aún.

Se trata de un nuevo lío para la actriz, que vive en las afueras de Roma, en una mansión llena de recuerdos, estatuas y pinturas. Esta acusación se suma al proceso contra su expareja, Javier Ridau, a quien le acusa de haberse casado con ella por poderes, sin su consentimiento, y con el único objetivo de aprovecharse de su patrimonio. Además, mantiene una contienda judicial con su hijo, que pidió al tribunal civil que le fuera asignado un tutor para administrar sus bienes.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon