Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Gobierno y FARC cruzan acusaciones por "combate fortuito"

dw.com dw.com 11/07/2016
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

Tal y como se había anunciado, el Gobierno fijó su posición acerca del combate del viernes pasado cerca del municipio de Uribe. Pero la oficial no fue la última palabra.

El Gobierno colombiano responsabilizó a las FARC por un error que derivó en un combate entre guerrilleros y militares en el tramo final del proceso de paz entre las partes, hecho que fue aceptado por el grupo guerrillero.

El caso ocurrió el viernes pasado cerca del municipio de Uribe, en el departamento de Meta (centro), cuando una patrulla militar se encontró con una célula guerrillera, lo que dio origen a un intercambio de disparos. Tres insurgentes resultaron heridos.

Según el jefe del equipo negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, el error fue cometido por las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) al entregar al Gobierno unas coordenadas equivocadas sobre la ubicación de los guerrilleros.

Los miembros de las FARC se desplazaban rumbo a un lugar donde debían ser recogidos por un helicóptero, en el inicio de un viaje a Cuba, sede del proceso de paz.

Allí, los guerrilleros debían recibir entrenamiento por parte de las Naciones Unidas para desempeñarse como integrantes del mecanismo de monitoreo y verificación en la parte final del proceso de paz.

De la Calle dijo que desde el viernes mantuvo comunicación con el jefe del equipo negociador de las FARC, Luciano Marín, alias "Iván Márquez", quien aceptó el error en la entrega de las coordenadas y pidió ayuda humanitaria para evacuar a los heridos.

El portavoz del Gobierno dijo que la operación humanitaria se puso en marcha con la ayuda del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), pero que los heridos no fueron llevados por las FARC a un lugar que había sido acordado.

"'Iván Márquez' aceptó que el error en las coordenadas era de exclusiva responsabilidad de las FARC. Agradeció el gesto humanitario pero solicitó la presencia del Comité Internacional de la Cruz Roja. Su solicitud fue atendida y hubo presencia de una delegada del CICR", dijo De la Calle.

El jefe del equipo negociador del Gobierno indicó que el CICR dio por terminada la misión humanitaria este domingo debido a que al lugar señalado no llegaron los heridos que debían ser atendidos.

"Al lamentar estos acontecimientos, quiero hacer un llamado a las FARC para que le den un tratamiento ponderado y completo a la información que decidan brindar", dijo De la Calle.

La otra versión

Por su parte, el máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño, alias "Timochenko", aceptó que la guerrilla cometió un error al trazar las coordenadas, pero indicó que la equivocación no fue solo de ellos.

"Sorpresivamente el viernes en la mañana las tropas le cayeron al grupo nuestro en asalto para aniquilarlos. Hubo helicóptero apoyando. No es cierto que fue un combate de encuentro. El error humano no fue solo de las FARC", dijo "Timochenko" en entrevista con Nueva Colombia Noticias, un informativo de las FARC.

Asimismo, Londoño dijo que las veces que ha habido traslado de guerrilleros a La Habana "siempre se establece un plan, unas coordenadas donde se van a recoger y un cuadrante de varios kilómetros donde se suspende operaciones militares".

"En uno de esos puntos hubo un error humano, lo reconocemos y el cuadrante se estableció por fuera del sitio", reiteró "Timochenko" al aclarar que el hecho no pone en peligro los diálogos que las FARC celebran desde 2012 con el Gobierno colombiano.

Sin embargo, previamente alias "Carlos Antonio Lozada", uno de los negociadores de las FARC, señaló en Twitter que el Ejército se negó a evacuar a los heridos, lo cual "viola el DIH (Derecho Internacional Humanitario) y mina confianza de la Mesa (de negociaciones)".

"Es el momento de salvaguardar el proceso. Los colombianos tenemos que protegerlo. Es una oportunidad que no debemos perder", dijo De la Calle.

Los combates entre las Fuerzas Armadas y las FARC prácticamente terminaron hace un año, cuando el grupo guerrillero declaró un alto el fuego unilateral a raíz de los avances en los diálogos.

Las partes han llegado a varios acuerdos, el más importante de los cuales fue anunciado el pasado 23 de junio, pues implica un pacto para terminar con el conflicto armado que afecta a Colombia desde hace 52 años.

Dicho acuerdo contempla el alto el fuego bilateral, la concentración de los cerca de 8.000 miembros de las FARC en 31 zonas específicas y la deposición de las armas, todo ello bajo un mecanismo de verificación de las Naciones Unidas.

Los convenios firmados en el marco de la negociación solo empezarán a aplicarse cuando las partes firmen el acuerdo final de paz, que aún no tiene fecha definida, pues faltan por cerrar algunos puntos de la discusión.

EL(dpa, efe)

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon