Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Gritos de "Puigdemont, a prisión" en la marcha de miles de personas en Barcelona contra el 1-O

Logotipo de El Mundo El Mundo 30/09/2017 JORDI RIBALAYGUE, MARINA PINA, AGENCIAS

Una concentración a favor de la unidad de España y contra el

referéndum

de autodeterminación previsto por la Generalitat de Cataluña para este domingo ha congregado esta tarde a miles de personas frente a la sede del Gobierno catalán y el Ayuntamiento de Barcelona, donde se han coreado consignas como "

Puigdemont

a la prisión", "Yo soy español" o "No se votará".

Los manifestantes, convocados por varios organizaciones opuestas al proceso soberanista catalán, han marchado por el centro de Barcelona bajo el lema "¡Cataluña en pie!", desde la plaza Urquinaona y hasta la plaza Sant Jaume de Barcelona. Durante la marcha, jalonada por una multitud de banderas de España así como también algunas de Cataluña y la Unión Europea, se han dado vivas a la

Policía Nacional

y la

Guardia Civil

, se han repetido gritos como "Cataluña es España" y se ha acusado de "manipulación" a TV3, la televisión pública catalana.

Un grupo de manifestantes ha arrancado desde la azotea de un bloque de viviendas una pancarta favorable al 1-O de Òmnium Cultural -una de las entidades impulsoras de las movilizaciones independentistas- y la ha arrojado a la plaza de Sant Jaume, donde ha sido pisoteada por varios de los concentrados. El gesto ha sido aplaudido por la multitud.

Otro grupo de jóvenes ha intentado, sin lograrlo, descolgar una lona del Ayuntamiento de Barcelona con el mensaje "Más democracia", en catalán, pero sólo han logrado romper algunas tiras. Varios manifestantes se han dirigido también contra un vecino asomado a un balcón de la plaza, decorado con una bandera independentista. "¡Quita la estelada!", le han instado, voz en grito, diversas personas. En la concentración, se ha visto alguna bandera del partido ultraderechista Democracia Nacional.

Uno de los congregados, Miguel Martínez, ha expresado su preocupación ante el plebiscito unilateral que el Govern pretende celebrar este domingo pese a la suspensión ordenada por el

Tribunal Constitucional

. "Salvo que actúe la Policía Nacional y la Guardia Civil, abrirán algunos colegios y en algunos puntos se llegará a votar. Los

Mossos d'Esquadra

no van a cumplir con su obligación y van a tener una actuación 'light'", ha pronosticado el manifestante, que teme que en Cataluña se derive hacia una situación de "conflictividad social": "La escasa actuación del Gobierno central en estos años ha hecho que hayamos llegado a donde estamos. Espero que el poder judicial actúe y se detenga, se juzgue y se envíe a prisión a la Mesa del Parlament y a todo el Gobierno de la Generalitat".

Más de 10.000 manifestantes en Madrid

La manifestación en Barcelona ha tenido horas después de las convocatorias que, por diversos puntos de España, han reunido esta mañana a miles de personas en contra del referéndum ilegal que el Govern quiere celebrar mañana.

La concentración más multitudinaria se ha celebrado en Madrid, donde unas 10.000 personas, según la Delegación del Gobierno, se han concentrado frente al Palacio de Correos, sede del Ayuntamiento de la capital. Ataviados en su mayoría con la bandera nacional -también se ha visto alguna preconstitucional-, los manifestantes han empezado a llegar en torno a las 11.00 horas.

Pese a que la concentración estaba convocada por la Fundación Denaes para la Defensa de la Nación Española desde hacía días y notificada al Ayuntamiento, el tráfico no se había cortado. Las primeras personas reunidas en la plaza de Cibeles se han mostrado muy sorprendidas al comprobar que circulaban coches por la calle Alcalá en dirección a Cibeles, así como por el Paseo de Recoletos, también lleno de vehículos con intención de cruzar la plaza. Los ocupantes de un autobús turístico de dos pisos se veían atrapados en la calle Recoletos y aprovechaban para fotografiar la fuente de Cibeles rodeada por banderas.

La masa concentrada impedía que circularan los coches, por lo que se han vivido varios momentos de tensión entre conductores y manifestantes. Un señor en un vehículo azul llamaba "fachas" a varios viandantes, encarándose con uno de ellos, que le gritaba que era por la unidad de España. A las 12 de la mañana, hora oficial de comienzo de la manifestación, otro vehículo ha intentado girar desde Recoletos a la derecha hacia la calle Alcalá y varios policías han tenido que rodearlo para detenerlo.

Mientras se solucionaba el problema del tráfico, la plaza de Cibeles se seguía llenando de personas de todo tipo ataviadas en su mayoría con banderas de España que habían traído de sus casas. Había familias con hijos pequeños que ondeaban banderas, jubilados que paseaban sonrientes por la plaza y grupos de jóvenes exaltados que entonaban la letra del himno de España compuesta por José María Pemán y El Novio de la Muerte, marcha de la Legión cuya letra llevaban impresa en un folio. A falta de consignas para gritar coordinados entre los convocados, una pareja de ciclistas pedaleaba por la plaza con sendos altavoces por los que emitían en bucle el himno nacional.

"No nos engañan, Cataluña es España"

Quince minutos después de las 12.00, un grupo de universitarios ha logrado acceder al andamio de debajo de la puerta de acceso al Ayuntamiento y han colocado una bandera de España, provocando el aplauso de los concentrados. La Policía les ha reducido, por lo que los concentrados han abucheado la acción.

La manifestación ha terminado de manera pacífica. A la hora de comer, la mayoría de concentrados han emprendido el camino a su casa envueltos en banderas de España.

Entre los lemas más coreados en Madrid, "España unida jamás será vencida", "No nos engañan, Cataluña es España" o "

Puigdemont

a prisión". También se han visto pancartas como "señor

Rajoy

, despierte y ponga orden" o "viva la unidad de España".

Concentraciones de norte a sur

En Valencia

, cientos de personas se han concentrado hoy frente al Ayuntamiento la capital, luciendo banderas de España, para defender la unidad del país.

Una gran pancarta con el fondo de la bandera de España, y sobreescrita la frase "Por la unidad de España-Ahora España" ha presidido la concentración, en la que mucha gente ha lucido las banderas nacionales a modo de capa, otros en un paraguas e incluso con una peluca.

También ha habido otras concentraciones que han transcurrido sin incidentes en varias capitales, como Palma, Valencia, Zaragoza, Pamplona, Sevilla, Logroño, Santander o Valladolid.

En Vitoria, una treintena de personas se han concentrado frente al Ayuntamiento con banderas de España. Frente a ellos, separados por la Ertzaintza, un centenar de jóvenes, que portaban ikurriñas y "esteladas", les han insultado con gritos como fascistas y han coreados consignas en favor de la independencia.

Al concluir la concentración de la capital alavesa se han producido unos pequeños incidentes, en los que han sido identificados cuatro jóvenes por parte de la Policía autonómica.

"No votarem"

En Barcelona, por la mañana, medio millar de personas se ha concentrado en la plaza de Sant Jaume, donde se encuentra el Palau de la Generalitat y la sede del Ayuntamiento de la Ciudad Condal, medio millar de personas se ha concentrado al grito de "somos catalanes y somos españoles" y para rechazar el referéndum del 1-O. La convocatoria, realizada para toda España por la Fundación Denaes, ha contado en Cataluña con el apoyo de colectivos como Convivencia Cívica.

Los manifestantes han portado banderas españolas y senyeras y han coreado: "No votarem".

En Cataluña también a mediodía ha habido concentraciones a favor de la unidad de España en otras localidades, como Tarragona, en la que han participado unas 300 personas en la plaza de la Font, o Reus, sin que se hayan registrado incidentes.

En Palma de Mallorca,

más de 4.000 personas, según datos de la Delegación del Gobierno

, se han concentrado hoy en la plaza de Cort de Palma con banderas de España y de Baleares, y al grito de "Yo soy español, español", en protesta contra el referéndum promovido por la Generalitat y suspendido por el Constitucional.

La protesta ha sido convocada por la Fundación Nacional Círculo Balear (FNCB) y se han coreado lemas como "viva España" o "somos mallorquines y no catalanes". A esta concentración se han sumado muchos de los asistentes a la manifestación organizada por la Plataforma en Defensa del Mundo Rural que ha tenido lugar horas antes en Palma.

Personas de todas las edades se han apostado frente a la plaza del Ayuntamiento de Palma para protestar, como indica la convocatoria, contra el referéndum catalán, la "anexión de Baleares" al "proyecto golpista del separatismo catalán".

Varias personas han sostenido una pancarta que con el lema "Soms Balears, no 'països catalans'" (Somos Baleares, no países catalanes) detrás de las vallas habilitadas por la Policía para garantizar la seguridad.

Concentraciones a favor del referéndum

Más de 3.000 personas han participado en la mañana de este sábado en Santiago de Compostela en la manifestación convocada por la Plataforma Galiza con Catalunya en apoyo al derecho a decidir y al referéndum previsto para este domingo en Cataluña. Gritos de "¡Votarán!", "Galicia y Cataluña, solidaridad", "votar no es un delito" o "Estado español, estado policial" han protagonizado una marcha que ha partido a las 12,00 horas del paseo de la Alameda y ha concluido casi dos horas más tarde en la Plaza de Praterías con los asistentes coreando una versión en gallego de la canción 'L'estaca' del cantautor catalán Lluís Llach.En Madrid, medio centenar de personas se han concentrado esta mañana en la plaza de la Corrala, en el barrio de Lavapiés, para apoyar el "derecho votar" de los catalanes en el referéndum del 1 octubre, en un acto en el que han desplegado una gran bandera de Cataluña y otra republicana.Convocados por la plataforma Madrileños por el Derecho a Decidir, los asistentes a la protesta también han portado carteles, en los que, por uno de los lados se podía leer "Madrid por la democracia" y, por el otro, había urnas dibujadas.A este mosaico humano le ha acompañado una gran pancarta con el lema "Urnas son amores", con el objetivo de trasladar, según ha indicado uno de los portavoces de la plataforma a través de un micrófono que "Madrid está con el pueblo catalán".

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon