Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Gustavo Torner: martirio, batalla y equilibrio

Logotipo de El Mundo El Mundo 26/09/2017 PEDRO DEL CORRAL

A sus 92 años, Gustavo Torner (Cuenca, 1925) sigue empecinado en que el arte no existe. Para él, lo verdaderamente importante son las obras, con sus dimensiones y sus pesos. Más allá de eso, el carácter artístico es algo que juzga el espectador. Ni más ni menos. "No sabemos lo que es y, como tal, no se puede medir", reconoce. Por eso, sobre la exposición con la que celebra el Premio Nacional de Arte Gráfico que la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando le otorgó el año pasado, no es capaz de definir el recorrido que ha experimentado desde que, en 1946, comenzó a ejercer esta profesión en Teruel.

© Proporcionado por elmundo.es

Hace un año,

el jurado de la XX edición destacó

cómo Torner "ha concedido una importancia excepcional al dibujo y a la expresión gráfica, incluyendo una temprana utilización de la fotografía y nuevas y profundas experiencias en las técnicas gráficas", así como "su definitiva aportación a la consideración de la naturaleza y su representación abstracta como síntesis de la búsqueda del conocimiento a través del arte".

Desde los inicios de su carrera artística, este estudiante de Ingeniería Técnica Forestal mostró un gran interés por el dibujo y la obra gráfica. Así, en 1946, se adentra en una larga serie de láminas de botánica realizadas a la acuarela y destinadas a publicaciones científicas. "El arte sigue siendo el mismo. Lo que cambian son las palabras", explica . "El arte que se entiende ya no vale. Si ya está dicho todo, no hay nada más que aportar. El arte bueno del Prado, por ejemplo, todavía no lo terminamos de entender porque no hay más que comprobar la cantidad de tonterías que dice la gente sobre él".

En los años 60, su contacto con Eusebio Sempere y Abel Martín, introductores de la serigrafía artística en España, le facilitó su acercamiento a esta técnica, con la que ha realizado gran parte de su obra gráfica. Entre ellas, lienzos experimentales que permanecen prácticamente inéditos, con soportes y tintas poco habituales, o estampaciones sobre papeles vegetales superpuestos o estampados por ambas caras.

La exposición, que estará en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando hasta el 26 de noviembre, ofrece una amplia selección que supera el centenar de obras de entre las más de doscientas estampas que integran su catálogo de obra gráfica. "Por un lado, hay elementos orgánicos y, por otro, matemáticos que pueden parecer enfrentados, pero yo no creo en las contradicciones. Si existen en el mundo es porque los hemos creado nosotros mismos". En todos los cuadros expuestos, lo que existe, en consecuencia es complementariedad. "Eso es otra cosa, pero hay que reconocerlo".

Se presentan, así, series o carpetas, como Heráclito-nueve fragmentos (1965), Equivalencias (1969), Resumen del decir (Homenaje a Jorge Luis Borges) (1970), Sur - Géométries (1972), Japonesadas (1974), Sueño en la noche oscura (1991), Indagación (1999) o Praescriptura negra (2005). Cada una de ellas de una variedad formal, una coherencia temática y una intensidad conceptual distintiva. Además, se muestran estampas sueltas realizadas entre 1963 y 2005, algunas nunca expuestas hasta ahora.

El artista, que actualmente se encuentra en proceso de edición de una extensa publicación, forma parte de la generación abstracta conocido como Grupo de Cuenca (entre los que se encuentran Zóbel, Torner y Rueda principalmente), creadores del Museo de Arte Abstracto Español de esa localidad y representantes de una línea del arte español alejada del expresionismo del grupo El Paso. "La mayoría de las obras expuestas son de los años 60 y 70, pero todas tratan temas universales. Es decir, todo lo que hay, ahora, estaba ya hecho. El concepto de la muestra es universal, nada de mirarse al ombligo".

A lo largo de su ya dilatada carrera ha manifestado una capacidad para adentrarse en los más diversos campos de la creación artística. Además de pinturas, esculturas, dibujos, collages u obra gráfica, se ha dedicado a actividades tan diversas como la realización de tapices, vidrieras, fotografías, diseño gráfico, escenografía y figurines para teatro, ópera y zarzuela. Esa conexión con todas las vanguardias internacionales corroboran la desconexión que existía en la época de su creación y el interés del artista por traerlas a su tiempo.

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon