Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

"Hace unos meses no sabía qué sería de mi vida"

El Mundo El Mundo 10/06/2014 Antonio Diéguez

Tres meses después de que una seguidora atacara brutalmente a su mujer y a su hija, Paco González (47) vuelve a estar volcado en su trabajo. Actualmente, el periodista deportivo se encuentra en Brasil con el equipo de Mediaset, con el que cubrirá los partidos del inminente Mundial de fútbol.

Días antes del traslado, que se prolongará durante cuatro semanas, Paco compartió sus previsiones con respecto a La Roja. También aprovechó la ocasión para agradecer las numerosas muestras de apoyo que recibió tras el dramático desencuentro de febrero.

¿Qué expectativas tiene del Mundial?

Siempre creo que lo mejor es ir cagado a los grandes eventos y pensar que es muy difícil. Porque la verdad es que lo es: nadie gana dos mundiales seguidos. Aun así, estoy cogiendo moral poco a poco porque las estrellas de los rivales están apagadas. Mira a Messi... Tampoco veo a Ronaldo o a Neymar como para que nos coman en el Mundial. Aunque ahora no haya favoritos, sí estamos entre los tres mejores, junto con Brasil y Argentina.

Entonces, ¿ve a nuestra Selección en la final?

Es una ruleta rusa, que depende del cruce de octavos. En mis cálculos mentales, ganaríamos a Holanda y Australia, pero a Chile no... También es verdad es que en algunos momentos nos ha acompañado la suerte: hemos ganado por penaltis o por uno a cero y de milagro...

¿Siempre ha confiado tanto en La Roja?

Yo lloré cuando pasamos a semifinales de la Eurocopa de 2008... Jamás pensé en la vida que vería a España en semifinales de nada, ni en Eurovisión (se ríe). Esto ya me parece un mundo nuevo.

¿Cómo afronta este Mundial desde el plano profesional?

Con muchas ganas. Aunque también me pongo nervioso por si puede haber algún fallo. Cuando empieza el partido, sí que se me ocurre cualquier barbaridad y me agobia cualquier fallo que pueda cometer. Va a permanecer casi un mes en Brasil.

¿Irá también su familia?

La verdad es que no lo sé... Por motivos de seguridad... Me entiende, ¿no?

Si se refiere a lo que sucedió con su mujer y su hija, está todo tranquilo, ¿no?

De eso prefiero ni hablar. Encima, hay un secreto de sumario decretado y no puedo decir nada. Precisamente, por este tema, se llegó a decir que se tomaría unos meses libres, sin trabajar. Durante unos meses yo no sabía qué iba a ser de mi vida en general. Pero, afortunadamente, ahora sí lo sé.

¿Ya vuelve a sentirse como el de siempre?

Bueno, un poco más tonto, pero sí.

¿Tonto? ¿Por qué lo dice?

Por los años y las canas. Pero ya no las de fuera, sino las de dentro. Al menos, no ha perdido el humor. Es que, al final, tengo que estar agradecido, porque mi mujer y mi hija lo puedan contar. Al final, eso es lo importante. También estará agradecido por cómo se ha volcado la profesión con usted. Creo que nadie se merece tanto cariño como el que yo he recibido. Y no hablo sólo de la profesión, sino también del que me han transmitido los oyentes y todo el mundo... Ha sido una pasada. Muchas veces por la noche me da por pensarlo... A lo mejor puedo ser uno más del montón, pero me quieren.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon