Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Hacienda descontará del sueldo el día de huelga a los funcionarios catalanes

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 03/10/2017 Jesús Sérvulo González, Antonio Maqueda
SIGUIENTE
SIGUIENTE
© Proporcionado por ElPais

El Ministerio de Hacienda, que dirige Cristóbal Montoro, descontará el día de huelga a los empleados públicos que trabajan en Cataluña y que hayan secundado la huelga de este martes. Así lo explican fuentes del departamento que dirige Cristóbal Montoro, que precisan que se controlará a los funcionarios que han hecho huelga para calcular el importe de la próxima nómina.

El Gobierno explica que abonará las nóminas que certifique la interventora general de la Generalitat, Rosa Vidal, que deberían incluir el descuento en los sueldos por el día de huelga. Además, insisten en que el Ejecutivo irá contra el responsable público que se comprometa a no reducir los sueldos por estas jornadas no trabajadas porque podría incurrir en malversación.

La respuesta de la Generalitat a este asunto ha llegado de la consejera de Trabajo. Dolors Bassa ha asegurado esta tarde que a los funcionarios públicos que se han adherido al paro de país no se les descontará ninguna retribución, a pesar de que el Ministerio de Hacienda así lo había asegurado. "Los trabajadores que se han acogido a la huelga sí que tendrán un descuento, pero a los que han hecho paro de país, que no se ha notificado, no se les descontará la jornada del sueldo", informa Josep Catá.

La Generalitat de Cataluña cuenta con unos 180.000 trabajadores públicos entre el cuerpo sanitario, docente, seguridad, justicia... Una amplía representación de estos han secundado la huelga general en Cataluña o han realizado paros en protesta por las cargas de la policía y la Guardía Civil del pasado 1-O.

El Ministerio de Hacienda tiene intervenidas las finanzas de la Generalitat desde mediados del pasado septiembre, cuando dictó una orden ministerial para controlar todos los pagos del Govern y sus entes públicos. Y la legislación laboral es muy clara al respecto: una administración nunca puede retribuir a un empleado público si no ha trabajado en una jornada de huelga. Aunque en muchos centros de trabajo de la Generalitat han alcanzado un paro pactado para cumplir la ley para que no perdieran el día de sueldo.

Pero Hacienda pretende cumplir la ley y asegura que el Govern no podrá abonar esas cantidades ni siquiera con los remanentes que le quedan de Tesorería. El motivo es que estos pagos se hacen mediante transferencia bancaria y precisan de una autorización de Hacienda para liberarlos que no tendrán. 

Desde de Hacienda aseguran que la interventora general de la Generalitat, Rosa Vidal, continúa certificando puntualmente los gastos de la Generalitat para que el departamento que dirige Cristóbal Montoro pueda autorizar los desembolsos. Este procedimiento fue el que puso en pie el Ejecutivo central para garantizar que el Govern no gastaba dinero público en organizar la consulta ilegal del 1-O.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon