Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Hacienda sanciona a José María Aznar por tributación irregular

La Vanguardia La Vanguardia 14/04/2016 Alica Rodríguez de Paz

La Agencia Tributaria ha multado al expresidente del Gobierno José María Aznar por utilizar una sociedad para pagar menos impuestos por sus ingresos, según confirmaron ayer fuentes consultadas. Hacienda abrió una inspección a Aznar por usar la sociedad Famaztella –creada con su mujer, Ana Botella– para facturar sus actividades profesionales y tributar así a través del impuesto de sociedades (con un tipo impositivo en torno al 25%) y no a través del IRPF (donde, en niveles altos de renta, el tipo puede rozar el 50%).

Debido a la inspección abierta en el 2014 por el fisco sobre los ejercicios fiscales del 2011 y el 2012, el matrimonio ha tenido que abonar una multa de 70.000 euros y una liquidación complementaria de casi 200.000 euros, por lo que han tenido que pagar a la Agencia Tributaria cerca de 270.000 euros, según adelantó el diario digital OK.

Ayer mismo, el ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, evitó confirmar si José María Aznar había sido investigado por irregularidades fiscales y sancionado. Sin embargo, en una conversación informal con los periodistas en el Congreso de los Diputados, el máximo responsable de Hacienda reconoció que el pasado otoño mantuvo una reunión en su despacho con el expresidente del Gobierno José María Aznar. Montoro negó haber tratado con él cuestiones relacionadas con el fisco. El ministro en funciones aseguró que el encuentro con el expresidente fue “normal” y que hablaron de política. De inmediato, varios partidos de la oposición exigieron la comparecencia del ministro en funciones ante el Parlamento para dar cuenta de su reunión con el expresidente del Gobierno.

Cristóbal Montoro mantuvo una reunión con Aznar que no ha gustado al resto de fuerzas políticas (Fernando Alvarado - EFE) © La Vanguardia Cristóbal Montoro mantuvo una reunión con Aznar que no ha gustado al resto de fuerzas políticas (Fernando Alvarado - EFE)

Aznar, que precisamente entró en Hacienda a mediados de los 70 como inspector de Finanzas del Estado, creó junto a su esposa la sociedad Famaztella para, según aparece en el registro mercantil, explotar “los derechos de la propiedad intelectual” de ambos “en todas sus manifestaciones como libros, escritos, discursos, alocuciones, conferencias y otras análogas, cualquiera que sea el soporte”. La sociedad se constituyó el 10 de mayo del 2004, apenas un mes después de abandonar la Moncloa.

Fuentes cercanas al expresidente confirmaron implícitamente a Efe la inspección de la Agencia Tributaria al considerarlo un asunto antiguo, por el que se le requirió documentación que aportó. De esta forma, aseguraron las citadas fuentes, el asunto se cerró “con conformidad”.

Expertos en fiscalidad recuerdan que las inspecciones de la Agencia Tributaria a profesionales que facturan a través de una sociedad acostumbran a realizarse para detectar dos irregularidades tipo. Por un lado, aquellos que la usan como una sociedad pantalla, “absolutamente vacía, que carece de medios materiales y humanos, sin despachos sin personal contratado”. Por otro, en el que podría haber incurrido el expresidente del Gobierno, tiene que ver con una discrepancia en las operaciones vinculadas: es decir, la Agencia Tributaria considera que se tributa una parte muy elevada de los ingresos a través de la sociedad y muy poco queda como rentas que el profesional recibe de dicha sociedad –y que se declaran en el IRPF–. Este segundo tipo de prácticas consideradas abusivas por el fisco han llevado a la investigación de, por ejemplo, numerosos futbolistas.

Según las cuentas depositadas en el registro mercantil, en el 2011 Famaztella contó con un empleado fijo y al año siguiente uno temporal, mientras que el gasto de personal rondó los 11.000 euros anuales. En esos ejercicios, la cifra de negocio fue de 242.085 euros y 246.957 euros, respectivamente, mientras que los ingresos por productos financieros fueron de 18.000 euros en el 2011 y casi 100.000 euros en el 2012. Así, en el 2011 el resultado antes de impuestos fue de 310.000 euros, por los que tributaron 78.000 euros (poco más de un 25%). Un año después, se cerró el ejercicio con 198.000 euros y pagaron a Hacienda 49.607 euros.

MÁS EN MSN

Volver a reproducir vídeo

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon