Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Hacienda subasta 14 lingotes de oro

El Mundo El Mundo 05/06/2014 FRANCISCO NÚÑEZ

El Gobierno sigue apostando por sacar al mercado cualquier tipo de activo que pueda suponer ingresos. A las habituales subastas de la Agencia Tributaria de los bienes embargados por deudas tributarias o confiscados por Aduanas, ahora se suma la enajenación de 14 lingotes de oro good delivery y también uno de plata.

No es la primera vez que sucede, pero si es la mayor operación de estas características. En concreto, en 2009, la delegación de Hacienda de Barcelona ya realizó la venta de cinco lingotes de oro fino de un kilo de peso cada uno así como otros 3,5 kilos de oro laminado en plancha. Sin embargo, nunca habían salido a subasta pública una enajenación tan importante en volumen y seguramente en resultado económico.

La operación no la realiza la Agencia Tributaria sino la Sociedad Estatal de Gestión Inmobiliaria de Patrimonio (Segipsa), una sociedad instrumental del Ministerio de Hacienda que se dedica a todo tipo de trabajos encomendados sobre bienes o derechos de patrimonios públicos, porque no se trata directamente de bienes procedentes de la actividad fiscal.

Los 14 lingotes de oro y el lingote de plata proceden de la fundición de piezas de joyería de muy diversos tipos, y de pequeños lingotes de oro, incautados y adjudicados al Estado en numerosos procedimientos judiciales, seguidos en su mayoría desde las delegaciones de Economía y Hacienda de Málaga y Melilla.

La mayor parte corresponde a incautaciones en operaciones de contrabando de piedras semipreciosas, pulseras, collares, pendientes y, en concreto, de seis lingotes de oro de un kilo cada uno.

Otra parte corresponde a expedientes tramitados por la delegación de Málaga relativos a contrabando en el aeropuerto de 14 lingotes de oro de 100 gramos cada uno (en 1999) así como de múltiples ejecutorias por las que se incautan y adjudican al Estado joyas en pago de multas impuestas a los penados no satisfechas.

La enajenación se hará mediante la subasta pública tras la presentación a sobre cerrado de las ofertas hasta el 11 de junio como fecha límite. La adjudicación se realizará a la mejor oferta económica, al mejor postor, de cada uno de los 15 lotes. Los licitadores podrán presentar oferta por uno o por varios de los lingotes, o incluso por todos ellos.

Para poder pujar, con el preceptivo sobre con la oferta, deberán presentar una fianza que oscila entre 18.375 y 19.319 euros por cada lingote de oro, según el peso en gramos o en onzas troy, y que representa el 5% del valor, según la referencia al fixing o cotización del día en que se elaboró el pliego de bases, en la London Bullion Market Association, la asociación de profesionales del mercado que operan con oro y plata más importante del mundo.

Cada uno de los lingotes de oro tiene un peso de entre 1,23 y 1,29 kilos (entre 387 y 415 onzas troy). Es decir, en su conjunto pesan unos 175 kilos. La onza troy (troy onze) es la unidad tradicional de peso utilizada para los metales preciosos y equivale a 31,1035 gramos. En el caso del lingote de plata, con un peso de casi tres kilos (930,35 onzas troy) la fianza es de 653 euros.

En cuanto a su valor, según la cotización de ayer, los 14 lingotes de oro suman inicialmente un precio de referencia total de casi 5,2 millones y unos 13.000 euros el lingote de plata.

La subasta va dirigida a profesionales ya que se trata de oro de una pureza superior a 995 milésimas. Es decir, se trata de oro de inversión que, según la normativa europea de IVA, está exento de pagar el correspondiente impuesto. Sin embargo, la venta del lingote de plata está sujeta al tipo del 21%, que deberá ser satisfecho por el adjudicatario.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon