Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Hallan una nueva forma de control del material genético alterado en un cáncer

La Vanguardia La Vanguardia 05/06/2014 null

L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona). (Efe).- Investigadores del Institut de Recerca Biomèdica de Bellvitge (Idibell) han identificado una nueva forma de control del material genético alterado en caso de cáncer. La investigación, dirigida por el investigador Manel Esteller, se publica hoy jueves en la revista Molecular Cell.

El material genético de una persona está compuesto por el ADN (ácido desoxirribonucleico) heredado de los padres, que genera una molécula que se llama ARN (ácido ribonucleico), que es la que produce las proteínas del cuerpo humano, como la hemoglobina o la insulina, que a su vez permite la vida de las células.

El material más conocido es el microARN, moléculas pequeñísimas que se encargan de apagar o encender el genoma humano, que es la manera como se comporta nuestro ADN.

La investigación dirigida por Manel Esteller demuestra que existe un segundo tipo de moléculas, ARN no codificante, que tienen una función menos conocida hasta ahora.

Las moléculas del ARN no codificante, también denominado ARN ultraconservados, actúan como interruptor del interruptor, es decir, controlan la actividad del microARN y por tanto afectan a todas las funciones cerebrales.

"Habíamos encontrado que unas moléculas especiales llamadas ARN ultraconservados dejaban de producirse en los tumores humanos y ello contribuía al crecimiento de los mismos, pero no sabíamos nada sobre el mecanismo empleado", explica Esteller que apunta que "debía ser una función importante porque estas moléculas están altamente conservadas en la evolución natural y desde los pollos a los humanos no existe ninguna variación".

"Nos dimos cuenta de que se unían a la otra familia de ARN no codificantes, los microARNs, como si fueran un imán e impedían su función, es decir, son los policías de asuntos internos que supervisan a los policías de batalla en las células sanas y sí una célula deja de producir el ARN ultraconservado, los microARN se descontrolan y se alteran centenares de genes que deberían mantener el equilibrio celular y se contribuye así a la formación de los tumores humanos", explica Manel Esteller.

Según fuentes del Idibell, los resultados obtenidos por el grupo de Esteller suponen un paso muy importante para comprender la función del llamado genoma oscuro, termino coloquial que define todo aquel material genético que no produce las clásicas proteínas de la genética más tradicional.

El IDIBELL forma parte del "Health Universitat de Barcelona Campus" (HUBc), una alianza que engloba a treinta entidades dedicadas a la formación, la investigación y la transferencia de conocimiento en el terreno de las ciencias de la salud.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon