Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Hamilton y su sombra

EL PAÍS EL PAÍS 19/04/2014 Oriol Puigdemont

Quien quiera saber qué es capaz de hacer Lewis Hamilton al volante de un coche de carreras que le proporcione un monoplaza a su gusto. Si todo está en su sitio, el británico es un torpedo, probablemente el piloto que posee más velocidad pura de la parrilla, esto es en condiciones de cronometrada. En China, en un día de esos de sofá y manta, con lluvia y frío (14º en el ambiente), el británico logró su tercera pole de una temporada monopolizada por Mercedes, bien sean victorias (tres) o poles (cuatro). Esta es la 34º vez que el chico de Tewin saldrá el primero, una cifra que le permite superar a Jim Clark y que le coloca como el cuarto que más ‘poles’ acumula, solo por detrás de Michael Schumacher (68), Ayrton Senna (65) y Sebastian Vettel (45). En Shanghái (9:00 horas, Antena 3, TV3 y Movistar TV), a su lado formará Daniel Ricciardo, que volvió a superar a su compañero en Red Bull (tercero). Fernando Alonso arrancará el quinto, justo por detrás de los dos Mercedes y los dos Red Bull.

Hamilton rueda sobre el asfalto de Shanghái. © SRDJAN SUKI Hamilton rueda sobre el asfalto de Shanghái.

Hamilton disfruta como nunca. Va rápido en cualquier lado y circunstancia. Y si no puede hacerlo, como le ocurrió el viernes por la mañana, su equipo encuentra la forma de darle la vuelta al W05 y se lo entrega en unas horas listo para la batalla. Así las cosas, la cronometrada no tuvo otro dueño que el campeón del mundo de 2007, que rebajó dos veces su tiempo para terminar con un margen de más de medio segundo. En la sesión matinal, Hamilton apenas completó tres vueltas, las suficientes para ver que todo iba bien. Tal como están las cosas las victorias de Mercedes se dan casi por descontado. “¿Existe la posibilidad de que un Red Bull pueda ganar mañana”, le preguntaron a Vettel nada más bajarse del coche. “Puede que si colocan chicanes en cada recta tengamos alguna opción”, respondió el alemán.

Si en la escudería energética las están pasando canutas, básicamente por la flojera del motor Renault que incorpora el RB10, el panorama aún parece más negro en Ferrari. Alonso hace lo que puede para tratar de no descolgarse antes de mitad de curso, a la espera de que alguien en Maranello se saque algún conejo de la chistera y evite quedar retratado. Esa eventualidad parece improbable a corto plazo tal y como pintan las cosas. Raikkonen aún lo está pasando peor. En las cuatro pruebas que llevamos hasta el momento, el español siempre ha conseguido meterse en la última criba de la cronometrada (Q3), mientras que en nórdico solo lo ha hecho en dos ocasiones. El F14T no está para muchas fiestas, y menos aún con la pista mojada. A diferencia de Hamilton que se mide contra sí mismo, el finlandés no parece ni la sombra de lo que fue.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon