Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Hertha Marks Ayrton o cómo estudiar científicamente las dunas que forma el mar

Logotipo de El Confidencial El Confidencial 28/04/2016 A.V.C.

Detrás de este difícil nombre se escondía una mujer científica a la que le debemos una lucha constante por conseguir el sufragio femenino, importantes desarrollos de ingeniería y trabajos sobre la tecnología del arco eléctrico que contribuyeron a estabilizar la iluminación antes de que llegara la bombilla. Sin embargo, Hertha Marks Ayrton es más recordada por estudiar los patrones que dejaban las olas en la arena en forma de dunas. De hecho, el 'doodle' que Google le dedica este jueves va acompañado por una ilustración que dibuja estos diseños naturales.

En 'El origen y desarrollo de las marcas de las olas en la arena', esta británica nacida tal día como hoy de 1854 estableció todo un análisis donde se dejaba claro que los remolinos del mar eran los responsables de estas bonitas dunas. A pesar de ser un estudio científico, la Royal Society de Londres rechazó su texto en un primer momento, aunque al final terminó por aceptarlo.

Hertha Marks Ayrton (Girton College, University of Cambridge) © Externa Hertha Marks Ayrton (Girton College, University of Cambridge)

Sus investigaciones en este campo la llevaron a inventar un ventilador que después se utilizaría para repeler gases nocivos. Hertha Marks Ayrton llevó a la tierra la dinámica de fluidos que había estudiado en el mar: el aire se movía siguiendo los mismos patrones en los remolinos que creaban el agua del océano. Por su contribución al desarrollo de este aparato, al citado ventilador se le conoce como 'ventilador de Ayrton'.

Nacida con el nombre de Phoebe Sarah, esta científica decidió cambiarse el nombre por 'Hertha' para homenajear a la heroína de un poema homónimo de Algernon Charles Swinburne donde se realizaba una crítica mordaz a las religiones –ella se confesaba agnóstica–. Amiga de Marie Curie, estuvo junto a ella cuando la polaca sufrió acoso mediático por mantener una relación sentimental con un físico años después del fallecimiento de su esposo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon