Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Iceta planea un PSC que mantenga "el vínculo emocional" con el catalanismo

Logotipo de La Vanguardia La Vanguardia 17/06/2014 Jaume Pi

El diputado y aspirante a la primera secretaría del PSC, Miquel Iceta, ha expuesto este martes en una entrevista en el programa 8 al dia las líneas maestras de su proyecto para el partido, que pasan por no perder el "vínculo emocional" con el catalanismo y apostar por hacer atractivo el proyecto federalista que defiende históricamente el socialismo catalán al conjunto de la sociedad, incluídos los independentistas, a los que no hay que ver -ha dicho- como "unos que han enloquecido", sino como alguien que "quiere lo mejor para el país".

Iceta ha dicho que se ve capaz de pilotar el partido aunque ha admitido que el momento es difícil. Su plan para tratar de frenar el declive que está sufriendo el PSC en estos últimos años se basa en subrayar que el federalismo es hoy por hoy "el mejor proyecto para servir los intereses de Catalunya". "Reclamo el derecho a pensar que la mejor forma de servir el país no es la independencia", ha remarcado el diputado catalán. En este sentido, ha puesto el acento en no situar este proyecto como "antiindependentista" con el objetivo de volver a seducir el electorado catalanista que ha reaccionado "de una determinada manera" ante "una agresión" que el mismo sitúa en la sentencia de 2010 sobre el Estatut.

Por ello, ha considerado que el adversario del PSC debe ser "el PP y el nacionalismo español" y ha hecho la siguiente advertencia a los populares: "O hay reforma o habrá ruptura. Los salvadores de la patria, se la cargarán". "El daño de la sentencia es una anomalía que no se puede sanar sin otra consulta", ha avisado. Asimismo, Iceta ha reafirmado su apoyo a la consulta pero no a "cualquier consulta, o a la que ahora plantea el Govern". En este sentido, ha tachado de "error" de Mas el hecho de haber fijado pregunta y fecha de forma "unilateral" y ha considerado la formulación acordada es una "chapuza". Aunque admite que la vía federal es complicada, ha puesto en duda que la independentista pueda ser más sencilla.

Iceta planea un PSC que mantenga 'el vínculo emocional' con el catalanismo © LaVanguardia.com Iceta planea un PSC que mantenga 'el vínculo emocional' con el catalanismo

Dar el paso

Iceta ha explicado cómo llegó a la conclusión que debía dar un paso al frente para liderar el socialismo catalán. Ha recordado el "desconcierto" y "desconsuelo" que se produjo el pasado domingo, en el marco del Consell Nacional para despedir a Pere Navarro, tras la renuncia de la alcaldesa de Santa Coloma Núria Parlon a encabezar el partido. Ante ello, Iceta expresó su disposición a "lo que haga falta", algo que ha indicado fue una expresión protocolaria. Sin embargo, esta oferta se tradujo en real el día siguiente porque entendió que "había que ratificarlo con hechos". 

De igual forma, se ha mostrado convencido de que habrá más candidatos que le disputarán la dirección porque "hay quien piensa que no soy el más adecuado", una alusión a los críticos que siguen debatiendo si presentar una candidatura alternativa. "No me postularía si no supiera que puedo hacerlo. Si saliera otro que creo que puede hacerlo mejor, rápidamente le cedería los bártulos", ha indicado Iceta, que se ha puesto como objetivo preparar las municipales de 2015 y el Congreso Ordinario del mismo año. Aunque ha evitado autodescartase como candidato para 2015, Iceta ha considerado que también podría ser el momento para otros candidatos como la propia Parlon.

"Quiero ponerme ahora al frente de un proyecto que todo el mundo da por muerto", ha concluido Iceta, que ha resumido su objetivo en el hecho de hacer útil al PSC a la sociedad catalana. "Debemos darle un buen servicio a Catalunya como se lo hemos dado durante tantos años", ha indicado.

A la hora de diagnosticar los problemas del PSC, el diputado y presidente de la Fundació Rafael Campalans ha enumarado tres: los problemas que arrastra toda la izquierda europea de posicionarse en contra de las políticas de austeridad pero no poder ejercer esa oposición con claridad, el hecho de haber acumulado responsabilidades de gobierno y el "fracaso de la vía estatutaria".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon