Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Imputados los líderes de Alianza Nacional y Falange por incitar al odio el 12-O

EL PAÍS EL PAÍS 11/06/2014 Jesús García

Un juez ha imputado a los líderes de Alianza Nacional, Pedro Pablo Peña, y de La Falange, Manuel Andrino, por incitar al odio durante la celebración del 12 de Octubre del año pasado en Barcelona. Durante el acto, organizado por la plataforma ultra España en Marcha, Peña y Andrino pronunciaron discursos ante unas 500 personas que, según el fiscal, son delictivos.

La mayoría de dardos de Peña se dirigieron contra el proceso soberanista: “No habrá secesión de Cataluña si no es a base de mucha sangre”. “Si deciden segregar Cataluña por la fuerza, por la presión o por la violencia, responderemos como respondieron los unionistas en Irlanda” y “ya conocemos cuál es el camino, el camino a lo mejor es la violencia”, espetó el líder ultra.

Andrino se dirigió a los asistentes en términos similares: “Estamos dispuestos a dar hasta la última gota de nuestra sangre en la defensa de la sagrada unidad de España. Que no lo duden, estamos dispuestos a morir, pero también a matar por España, faltaría más”, dijo el jefe nacional de La Falange.

Peña y Andrino llegaron a Barcelona en los autobuses que fletó España en Marcha para celebrar el Día de la Hispanidad. Según el informe elaborado más tarde por los Mossos d’Esquadra, al acto acudieron desde Madrid 126 personas. De éstas, 30 tienen antecedentes por delitos violentos. La plataforma agrupa a los partidos Democracia Nacional, Falange Española y Alianza Nacional, y a las asociaciones Nudo Patriota Español y Movimiento Católico Español.

Durante el trayecto hacia Montjuïc, los primeros asistentes, que lucían símbolos de extrema derecha y neonazis (cruces célticas, banderas españolas preconstitucionales...) gritaron consignas contra el presidente de la Generalitat: “¡Artur Mas, cámara de gas!”.

El fiscal considera que las manifestaciones de los líderes de ultraderecha constituyen un delito de provocación al odio, la violencia y la discriminación. Tras conocer la investigación, Peña se reafirmó, a través de una página web, en las palabras que pronunció en el discurso. El líder de Alianza Nacional, además, arremetió contra la Fiscalía por haber “permanecido muda ante los actos de traición a España, de sedición y vulneración del orden constitucional cometidos por Artur Mas y sus secuaces”. Por ese motivo, el fiscal amplío la denuncia contra Peña por un delito de injurias graves dirigidas contra instituciones dl Estado.

Peña, señala el fiscal en su escrito, fue condenado en 2006 por tenencia de explosivos a tres años y medio de prisión. Andrino también tiene una condena (ya cancelada) por un delito de estafa.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon