Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Informe denuncia torturas en Siria también por parte de la oposición

dw.com dw.com 05/07/2016
Cárcel de Aleppo. © 2016 DW.COM, Deutsche Welle Cárcel de Aleppo.

La ONG Amnistía Internacional advierte que varias facciones caen en los mismos métodos que emplean las fuerzas fieles al Gobierno sirio de Baschar al Assad.

Los grupo armados que operan al norte de Siria, en las regiones de Alepo e Idleb, han llevado a cabo una "ola espeluznante de secuestros, torturas y ejecuciones sumarias", según denunció este lunes (04.07.2016) Amnistía Internacional al presentar su informe 'La tortura fue mi castigo'. El informe detalla los casos de 24 secuestrados y torturados desde 2012.

La ONG con base en Londres denuncia abusos cometidos por cinco organizaciones armadas: el Movimiento Nuredin al Zinki, el Frente del Levante, la División 16, el Frente al Nusra (filial siria de Al Qaeda) y el Movimiento Islámico de los Libres de Sham. Algunos de estos grupos han establecido sus propios "sistemas de justicia", basados en la sharia o ley islámica. Y algunas, según denuncia el informe, reciben apoyo internacional de países como Catar, Arabia Saudí, Turquía o Estados Unidos, a pesar de las violaciones de los derechos humanos.

"Muchos civiles viven con el temor constante de ser secuestrados si critican la conducta de los grupos armados en el poder o si incumplen las reglas estrictas que han impuesto", dijo en la nota el director de AI para Oriente Medio y Norte de África, Philip Luther. Además, destacó que han documentado el uso por parte de dichas facciones de los mismos métodos de tortura que emplea habitualmente el Gobierno sirio.

El informe recoge, por ejemplo, el caso de un activista retenido durante tres días por el Frente al Nusra. "Me llevaron a la sala de torturas, me pusieron en la postura 'shabeh', colgado del techo por las muñecas, de tal forma que la punta de mis pies no tocara el suelo", rememoró. Ibrahim fue azotado con cables por sus torturadores y, después, fue colocado dentro de un neumático y golpeado de nuevo con palos de madera, hasta que los secuestradores lo liberaron y lo abandonaron en una carretera.

Activistas, periodistas, menores de edad, kurdos de Alepo y curas cristianos son otros de los grupos víctimas de estos abusos recogidos en el informe.

LGC (EFE / AP)


Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon