Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ingeniero de coches autónomos: así puedes aprender 'online' la profesión del futuro

Logotipo de El Confidencial El Confidencial 31/12/2016 Marta Sofía Ruiz

Aunque aún no se sabe quién ganará la carrera de los coches autónomos o cuál será el primer modelo que llegará a un público masivo, lo cierto es que empresas grandes y pequeñas están apostando por este tipo de vehículos sin conductor e invirtiendo en el desarrollo tanto de los propios coches como del ‘software’ y la inteligencia artificial que los harán posibles.

Por ello, los ingenieros especializados en estos robots con cuatro ruedas se van a convertir, aún más de lo que ya lo son, en unos profesionales muy demandados. Pero ¿cómo se forman los especialistas destinados a trabajar en los coches de Google, Uber o Apple? ¿Quién le está dando forma a ese talento?

Además de varias universidades, que ya incluyen los vehículos autónomos como parte de sus programas —Cambridge, el famoso MIT o la Singapur entre ellas—, desde internet surge otra opción de la mano de Udacity, una organización educativa que ofrece cursos 'online' especializados y entre cuyos fundadores se cuenta Sebastian Thrun, líder de la creación del coche autónomo de Google.

Aunque su universidad digital empezó como una plataforma gratuita que apostaba por los MOOC, cursos 'online masivos' y abiertos, la institución se ha reinventado para formar a candidatos para trabajos muy especializados de la industria tecnológica. Entre ellos, los futuros ingenieros de coches autónomos.

Para ello, Udacity ha lanzado un nanotítulo de ingeniería de automóviles sin conductor que cuesta 800 dólares (765 euros) con becas disponibles para algunos estudiantes. Además, ha adquirido un coche Lincoln MKZ, un modelo tradicional que han transformado en un vehículo autoconducido para que sus alumnos lo puedan programar.

Udacity publica el código y los avances que desarrollan para su coche. (Fuente: Udacity) © Proporcionado por El Confidencial Udacity publica el código y los avances que desarrollan para su coche. (Fuente: Udacity)

"Hemos construido un coche autónomo que nuestros estudiantes pueden usar para probar su código como parte del programa", explica a Teknautas Oliver Cameron, su director. "Además, no lo venderemos, sino que publicamos el código abierto de manera que está disponible para toda la comunidad ingeniera de vehículos autónomos".

Cameron llegó a Udacity hace tres años y medio, creyendo en la necesidad de hacer la educación más accesible y efectiva. Después de liderar el equipo que elaboraba las 'apps' móviles de esta particular universidad digital, se convirtió en el vicepresidente de ingeniería y producto y diseñó desde bambalinas el programa que ahora dirige.

Además, fue el encargado de sellar alianzas con las muchas empresas interesadas en no perderse ni una línea del código programado ni una pizca del talento emergente que saldrá de este curso. "Tenemos catorce asociados, líderes en el diseño de coches autónomos, en su fabricación, en el ‘hardware’ o en el ‘software’", explica Cameron. "Muchos de ellos nos han ayudado a diseñar el programa para reflejar los últimos avances en el campo y para incluir el desarrollo de las habilidades necesarias que se están buscando en un ingeniero de coches autónomos".

La flamante lista incluye a algunas de las mayores compañías de automóviles y el curso se promociona asegurando que todas usarán su base de alumnos para contratar. Mercedes-Benz, Nvidia, Otto, Didi, BMW, HCL, AutonomouStuff, McLaren Applied Technologies, NextEv, Elektrobit, HERE, Local Motors, Polysync y LeEco son los catorce reclutados para la primera edición de este programa, puesto en marcha en septiembre, que pretende convertirse en un imprescindible para una industria que, en los próximos años, moverá 42.000 millones de dólares (40.000 millones de euros).

Un sistema de retos

Además de diversas explicaciones y prácticas, para este curso han optado por proponer retos a sus estudiantes. De esta forma, se aseguran de comprobar el código y de emplear únicamente el mejor y el más seguro en su coche de más de dos toneladas. Los retos vienen con recompensa incluida, así que el alumno que ofrece la mejor solución recibe una dotación económica.

"Hemos lanzado cuatro retos y el quinto llegará pronto. Los cuatro en los que ya están trabajando son el diseño del soporte de una cámara [ya resuelto], la predicción de ángulos de giro con ‘deep learning’, la localización del vehículo empleando únicamente las imágenes de la cámara —y no el GPS— y la construcción de un tablero de mandos Android para vehículos autónomos", enumera el director del programa.

Sebastian Thrun y su equipo pretenden que las compañías recurran a su curso en busca de talento. (Fuente: TechCrunch) © Proporcionado por El Confidencial Sebastian Thrun y su equipo pretenden que las compañías recurran a su curso en busca de talento. (Fuente: TechCrunch)

El primero de ellos, resuelto después de muchísimas impresiones y comprobaciones, lo ganó un estudiante llamado Haden Wasserbaech, cuyo diseño demostró ser el más estable. Ahora, además de ayudar a facilitar imágenes más claras, su modelo está disponible de forma abierta y sobre él se pueden realizar nuevas modificaciones.

Con este curso, al que pueden apuntarse estudiantes de todo el mundo, y con la publicación de su ‘software’, desde Udacity pretenden impulsar la industria de los vehículos sin conductor y nutrirla de talento joven. "La alta demanda de ingenieros de coches autónomos es una gran oportunidad para nuestros estudiantes, que podrán transformar sus carreras con la educación 'online'", defiende Cameron.

Aunque aún queda por ver si realmente sus estudiantes acaban siendo reclutados por las grandes empresas (lo más probable) o se lanzan a emprender sus propios proyectos, Udacity y su nanotítulo son otra de las muchas muestras de la importancia que tecnológicas, empresas de automoción tradicionales e investigadores están dando a los coches autónomos.

"Los expertos están de acuerdo en que los coches sin conductor ayudarán a reducir el número de accidentes en todo el mundo", defiende Cameron. "Tristemente, cada año miles de personas seguirán perdiendo la vida en accidentes hasta que seamos capaces de terminar con la brecha de talento necesaria para convertir el mundo en un lugar más seguro para todos".

Un ingeniero de Ford trabajando en el coche autónomo de la compañía. © Externa Un ingeniero de Ford trabajando en el coche autónomo de la compañía.
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon