Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Insultos a Dilma en la inauguración del Mundial

El Mundo El Mundo 12/06/2014 GERMÁN ARANDA

Apenas terminó el espectáculo de Pitbull, Jeniffer López y la cantante brasileña Jeniffer López y el clima festivo dio paso a la protesta dentro del propio estadio Arena de São Paulo donde estaba por jugarse el primer partido del Mundial entre Brasil y Croacia. "Hey, Dilma, vai tomar no cu" (hey, Dilma, véte a tomar por culo) era el grito predominante entre miles de aficionados. Horas antes, la policía había dispersado una poco concurrida manifestación pacífica dentro del estadio. Muy cerca del estadio, en una ocupación del Movimiento Nacional de los Sin Techo (MTST) llamada Copa del Pueblo, se celebraba una fiesta en contra del Mundial.

© Proporcionado por elmundo.es

Antes de los gritos contra Dilma, todo fue buen humor en el estadio. Una bola esférica con pantallas en su exterior daba la bienvenida a Brasil en todos los idiomas. La bola del mundo, del balón de fútbol, la bola de la vida que va a rodar durante todo el mes en el mayor país de Sudamérica. A su alrededor, danzaban centenares de bailarines, entre ellos muchos niños, disfrazados de árboles, flores, egipcios, bahianas brasileñas.

Un homenaje a la cultura brasileña y mundial, con el son de la batucada siempre presente y cuatro enormes tambores tumbados en cada esquina del campo de fútbol. Sobre el tapete de colores fucsia, amarillo y verde, se sentía que la fiesta del fútbol estaba a punto de comenzar. El estadio se iba llenando, casi no se veía un aficionado que no fuera vestido de amarillo, salvando algunas esquinas rojiblancas a cuadros y banderas de Croacia.

El momento de mayor emoción llega cuando la bola se abrió como una flor y del centro un polen muy querido por los brasileños, la cantante Claudia Leitte, y enseguida Jenniffer López y Pitbull enloquecieron al público cantando la canción oficial del Mundial, "We are one". Los bailarines, a su alrededor, se soltaron en una danza llena de emoción.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon