Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Jaque a la ciencia en Catalunya después de la intervención de Montoro

Logotipo de La Vanguardia La Vanguardia 25/09/2017
HOSPITAL DE LA VALL D HEBRON. INSTITUTO DE ONCOLOGIA. LABORATORIO 022, EXPRESION GENETICA Y CANCER © Image LaVanguardia.com HOSPITAL DE LA VALL D HEBRON. INSTITUTO DE ONCOLOGIA. LABORATORIO 022, EXPRESION GENETICA Y CANCER

“Si esta situación dura mucho más, pone en grave peligro el sistema de investigación de Catalunya”, aseveraba a Big Vang el viernes Josep Samitier, director del Institut de Bioenginyeria de Catalunya (IBEC) y presidente de l’Associació Catalana d’Entitats de Recerca (ACER), después de que los centros de investigación y las universidades públicas catalanes llevaran dos días sin poder realizar ninguna operación financiera. El motivo: tienen ‘la caja’ congelada por orden de Montoro.

“Esta mañana [viernes] todos los centros de investigación y universidades tenían las cuentas bloqueadas. Ayer [jueves] ya no podían hacer operaciones. Ha sido un descalabro importante porque hacemos miles de operaciones cada día. Esta decisión atenta contra la vida diaria de universidades y centros de investigación”, denunciaba a Big Vang Lluís Rovira, director de la Intitució dels Centres de Recerca de Catalunya (iCERCA).

© Proporcionado por La Vanguardia Ediciones, S.L. (Ana Jiménez)

“No tiene ningún tipo de sentido. Son unas medidas insólitas e inaceptables”, remachaba Samitier.

El miércoles el Ministerio de Hacienda comandado por Cristóbal Montoro publicó una lista de 297 instituciones públicas gobernadas por la Generalitat a las que habían decidido intervenir las finanzas.

“No tiene ningún tipo de sentido. Son unas medidas insólitas e inaceptables”

Josep Samitier

Director IBEC y presidente ACER

El objetivo, según el Ministerio, es evitar que éstas realicen gastos relacionados con la preparación del referéndum del 1 de octubre. Dentro de ese listado de entidades, Montoro incluyó todas las universidades públicas catalanas así como los centros de investigación. La lista fue remitida a las entidades bancarias para que bloquearan y controlaran la gestión económica ordinaria de los centros.

297 instituciones públicas catalanas, entre ellas universidades y centros de investigación, tienen intervenidas las finanzas

La noticia del bloqueo llegó a estas instituciones a través de la prensa, en la mayoría de casos; de comunicados a título personal por parte de los directores de algunas sucursales de entidades bancarias; o incluso algunos investigadores se enteraron al ir a usar la tarjeta de crédito de la institución y comprobar que era denegada. No hubo ninguna comunicación por parte del Ministerio, se quejan.

El objetivo del bloqueo es evitar que universidades y centros de investigación realicen gastos relacionados con la preparación del referéndum del 1 de octubre, según el Ministerio de Hacienda.

Y no solo no pueden operar con el dinero de que disponen, sino que además las aportaciones procedentes de la Generalitat a ambos tipos de instituciones están, por el momento, paralizadas, lo que en algunos casos pone en un aprieto importante a algunos centros, en que la aportación del Govern a sus fondos estructurales es del 50%.

Publican un manifiesto

Ante esta situación, aproximadamente unas 60 instituciones, que representan al 90% del sistema catalán, se reunieron de urgencia el jueves por la tarde en la Universitat Pompeu Fabra; asistieron también representantes de los sindicatos y de las asociaciones de estudiantes. Como resultado del encuentro, emitieron un comunicado conjunto en el que afirman que “se ha atentado contra la honorabilidad de las instituciones académicas y de investigación de Catalunya,” incluidas en la lista de entidades intervenidas y por lo tanto “sospechosas a ojos del Ministerio de poder realizar actos de fraude de ley destinando recursos recibidos por la investigación y docencia a otros fines dolosos”.

“Este hecho [la intervención financiera] pone en riesgo la actividad académica y de investigación”, reza el manifiesto. “Daña la reputación internacional y la credibilidad de las instituciones, su participación en proyectos internacionales, y la atracción y retención de talento”, suscribe Luis Serrano, director del Centre de Regulació Genòmica (CRG).

“La intervención financiera daña la reputación internacional y la credibilidad de las instituciones, su participación en proyectos internacionales, y la atracción y retención de talento”.

Y es que muchos centros de investigación y universidades lideran proyectos europeos, por lo que gestionan el presupuesto y transfieren a sus socios las partidas correspondientes. Con las finanzas bloqueadas, por el momento, esas transferencias tampoco se pueden realizar. Es el caso, por ejemplo, del Institut de Recerca en Energia de Catalunya (IREC), según explica Rovira.

Las entidades que firman el manifiesto exigen al Gobierno central “la retirada inmediata de estas medidas” y “que se comunique a las instancias europeas e internacionales la grave situación de crisis derivada de estas actuaciones”.

“¿Pero qué hemos hecho las universidades y los centros de investigación para recibir este trato,”, se quejaba Jaume Casals, rector de la Universitat Pompeu Fabra y presidente de la Associació Catalana d’Universitats Públiques (ACUP). Y añadía ¿qué dirá la Unión Europea y el Consejo de Investigación Europeo (ERC) cuando sepan que han bloqueado incluso los recursos que vienen de Europa?”.

“Los centros de investigación nunca hemos hecho nada relacionado con el referéndum y estamos muy molestos con esta medida. Se nos ha criminalizado, cuando lo único que hacemos es tratar de realizar nuestro trabajo lo mejor posible”, se lamentaba Rovira. “La principal preocupación es cómo pagaremos las nóminas de septiembre, aunque estamos convencidos de que podremos hacerlo. Esto es una aberración democrática”, concluía.

Se nos ha criminalizado, cuando lo único que hacemos es tratar de realizar nuestro trabajo lo mejor posible”

Lluís Rovira

Director iCERCA

La opción que da el Ministerio de Montoro por el momento a las universidades para poder realizar operaciones es adjuntar una declaración jurada por parte de la Dirección indicando explícitamente que esos gastos no sirven para la financiación de actuaciones ilegales o contrarias a las decisiones de los Tribunales. Para los centros de investigación, al menos hasta el viernes, no estaba claro cuál sería el procedimiento para desbloquear las cuentas.

“Es una medida burocrática que ralentiza todo el proceso y tampoco asegura que podamos realizar la operación. Tenemos que decir cada vez que queremos operar que ese dinero no se empleará en nada que vaya en contra de la decisión de los tribunales”, explica Samitier, que señala que “hay mecanismos de intervención y de auditoría para saber a qué se destina el dinero sin necesidad de llegar a esto. Los recursos de investigación no se pueden dedicar a comprar ni lotería ni otras cosas”.

“Hay mecanismos de intervención y de auditoría para saber a qué se destina el dinero sin necesidad de llegar a esto”

Josep Samitier

Los representantes de centros de investigación catalanes se pusieron en contacto con Carmen Vela, secretaria de Estado de I+D+i tras. “Le trasladamos nuestro malestar y le comunicamos el contenido del manifiesto. Ella nos aseguró que intentaría hacer todo lo posible porque entendía que la situación nos podía perjudicar mucho”, explica Samitier..

Por el momento el viernes las instituciones contactadas por Big Vang analizaban el margen de maniobra que tenían. Algunas se mostraban tranquilas, como el Institut de Recerca de Vall d’Hebron (VHIR) o la Universitat Politènica de Catalunya, y confiaban en que la situación no las pondrá en aprietos.

Otros centros, en cambio, ya están elaborando planes de contingencia para ver cómo resisten mientras dure la situación. “Si son 48 horas, 72 horas, no pasa nada. Pero si es más, empezaremos a tener problemas”, asegura Casals.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon