Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Javier Fernández se despide con “congoja” y mensajes para sus sucesores

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 29/09/2017 Elsa García de Blas
El presidente de Asturias, Javier Fernández, saluda al secretario de organización del PSOE, José Luis Ábalos (izquierda) durante su intervención en el 32 Congreso del FSA-PSOE. © J.L.Cereijido El presidente de Asturias, Javier Fernández, saluda al secretario de organización del PSOE, José Luis Ábalos (izquierda) durante su intervención en el 32 Congreso del FSA-PSOE.

Javier Fernández ha pronunciado esta tarde su último discurso político en el PSOE. Lo ha hecho en la apertura en Oviedo del trigésimo segundo congreso de la Federación Socialista Asturiana, cuyo liderazgo abandona tras 17 años. El presidente de Asturias, quien tuvo la difícil tarea de presidir la Comisión Gestora del PSOE durante los ocho meses que transcurrieron desde el comité federal en el que dimitió Pedro Sánchez hasta el congreso en el que Sánchez volvió a la secretaría general del partido, se despide "con congoja, pero sin amargura" y con unas palabras que no querían mirar al futuro pero que han dejado numerosos mensajes para sus sucesores.

"Lo que hoy bulle, pasa mil veces por mi cabeza, y se filtra en las vueltas y revueltas de mi pensamiento no es el futuro, sino el pasado", se ha confesado Fernández (Mieres, Asturias, 1948), marcado por el complicado año en el que tuvo responsabilidad de liderar un PSOE roto. De su experiencia, el presidente asturiano ha querido dejar una advertencia a los que le suceden. "Si tuviera que dar un consejo, diría que aunque vayas muy sobrado por la vida, cuando navegas por los mares de la política tienes que saber que siempre hay un iceberg que está ahí, silencioso, esperándote en alguna parte".

MÁS INFORMACIÓN

  • Javier Fernández renuncia a presentarse para la reelección como líder del PSOE de Asturias
  • Javier Fernández pide cambiar el “Estado de las autonomías vergonzante” por la “España federal”
  • La gestora del PSOE advierte contra las recetas “milagrosas”

En un discurso más metafórico que explícito, el expresidente de la gestora quiso explicar sus acciones al frente del liderazgo extraordinario de un partido en crisis. "De la política aprendí muy rápido", ha concedido, "que en ella no se elige nunca entre el bien y el mal, sino entre lo preferible y lo detestable". "Las circunstancias me pusieron en una posición en un momento muy crítico para el partido", ha proseguido Fernández, y "en sus aciertos y sus errores me perdí y me encontré muchas veces".

Fernández ha dejado también dos reflexiones generales dirigidas al PSOE del que ya se retira a una segunda línea. La primera, que "el eje fundamental de la política sigue siendo izquierda y la derecha", ha razonado, "pero no se puede ser de izquierdas o de derechas igual que se era católico o protestante en las guerras de religión del siglo XVI". La segunda, sobre las expectativas. "Tenemos que tener cuidado en que las esperanzas que demos hoy no se conviertan en las decepciones del futuro", ha considerado.

El presidente asturiano renunció a presentarse a la reelección como secretario general de los socialistas asturianos en el congreso el pasado mayo, aunque continuará como presidente el Principado de Asturias, que ocupa desde 2012, hasta el final de legislatura.

Antes de las primarias de 2014, en las que ganó Pedro Sánchez, frente a Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias, distintos sectores del PSOE pidieron a Javier Fernández que diera el paso para presentarse a la secretaría general ya que se había erigido como un referente del PSOE. Tras su paso por la Gestora, Fernández dio el testigo en el PSOE de nuevo a Pedro Sánchez, y en su federación lo ha dado al candidato afín a Sánchez Adrián Barbón, quien ganó a mediados de septiembre las primarias del PSOE asturiano con más del 60% de los votos.

Ábalos: "El PP no puede liderar la solución"

El PSOE ha ido elevando el tono contra el PP en los últimos días por la crisis catalana, aunque el partido de Pedro Sánchez mantiene el apoyo al Gobierno de Mariano Rajoy ante el desafío secesionista. El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha afirmado hoy desde Oviedo que el PP "no puede liderar la solución" en Cataluña y que el conflicto ha sido culpa de "una maldita operación electoralista" de los populares. No significan esas palabras que la dirección del PSOE quiera desalojar ya a Rajoy del Gobierno con una moción de censura, han aclarado después fuentes socialistas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon