Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Jennifer López brilla en la inauguración del Mundial 2014

La Vanguardia La Vanguardia 12/06/2014 null

Barcelona. (Redacción).- Hubo capoeira, samba de roda y otras muchas expresiones culturales brasileñas. Pero las grandes estrellas de la inauguración del Mundial 2014 fueron Jennifer López y Pitbull, dos estadounidenses de ascendencia latina. La ceremonia fue corta. No llegó ni a la media hora y sólo dio tiempo para dar algunas pinceladas de un territorio tan vasto como el brasileño. Un poco de amazonas, un poco de playa, un poco de baile... La organización prefirió ir directa al grano, no gastar demasiado y dejar que el fútbol fuera el protagonista. No era cuestión de distraer al personal antes de un Brasil - Croacia.

JLo fue la que más brillo con su escotado vestido verde y sus sensuales movimientos. Contrastaba con el look desenfadado de Pitbull. Pantalones blancos a lo Julián Muñoz y zapatillas de pescador. Todo aliñado con una camiseta demasiado apretada.

Tampoco estuvo mal el modelo de color azul que lució la brasileña Claudia Leitta, que cantó acompañada del grupo de percusión Tambores Olodum.

Con coreografía de la belga Daphné Cornez , el campo de juego estuvo representado por bailarines disfrazados flores, plantas e instrumentos de percusión típicos del samba y otros ritmos del país, asi como todas las regiones, desde las playas al frío sur, de la Amazonia al semiárido nordestino.

Instrumentos gigantes como el afoxé, la cuica, el beirimbau y el recu recu, que marcan gran parte de la historia musical del país del samba y la bossa nova, fueron los protagonistas principales de la fiesta.

La cultura afrodescendiente estuvo representada por la danza de capoeira y un homenaje al quilombo Zumbí dos Palmares, el primer levantamiento contra la esclavitud de la corona portuguesa, en el siglo XVII.

También bailarines representando al extremo sur del país vestidos como gauchos y el tradicional frevo, ritmo brasileño surgido en Recife, capital del estado de Pernambuco.

Con la percusión del grupo Olodum. que ya había tocado con Michael Jackson en la década de los noventa, una gran bola en el centro del campo se abrió como una flor, de la cual surgieron los tres cantantes para inaugurar el tema oficial del Mundial.

Además de los 600 bailarines y capoeristas, sesenta gimnastas participaron de la presentación central con demostraciones acrobáticas y en el trampolín.
Según los organizadores, para cada minuto del espectáculo se invirtieron 20 horas de ensayos y para el proyecto fueron utilizadas 15 costureras, 120.000 metros de tejidos, 50.000 metros de hilos, 50.000 piedras y cristales decorativos, 300 metros de cremalleras y 606 aderezos.

Al término de la ceremonia, cuando se anunció la inauguración del Mundial desde los altoparlantes, un grupo de hinchas de la tribuna norte del estadio de Itaquera comenzó a cantar una canción con insultos contra la presidenta Dilma Rousseff, pero sin eco en el resto del estadio.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon