Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Jorge Fernández Díaz, condecorado con la Legión de Honor francesa

La Vanguardia La Vanguardia 02/06/2014 Lluís Uría | París

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha recibido en París de las manos del primer ministro francés, Manuel Valls, la cruz de Comendador de la orden de la Legión de Honor, la mayor distinción de la República francesa. El acto de condecoración, que ya se había aplazado un par de veces, se ha celebrado finalmente a última hora de la tarde de hoy en el palacio de Matignon. Tras el acto, Fernández Díaz, que por la mañana se reunió con su homólogo francés, Bernard Cazeneuve, ha regresado a Madrid

Cuando parte de la izquierda francesa todavía observaba a los terroristas de ETA con cierta benevolencia, Manuel Valls era ya intransigente en su rechazo de la violencia. Hasta el punto de abandonar la Liga de Derechos del Hombre por haberse opuesto en 1985 a la extradición de un etarra. Así que el hoy primer ministro francés estaba ganado de antemano para ayudar a España en la lucha contra la organización terrorista cuando en el 2012 asumió la cartera de Interior. Durante los dos años que ocupó el cargo, Valls así lo hizo. Y estableció una estrecha relación con su homólogo español.

El primer ministro francés ha glosado con gran calidez la figura de Fernández Díaz, a quien se ha dirigido llamándole –en español– "querido Jorge". "Hoy estamos honrando a un hombre de Estado y un humanista, al igual que a un ministro y un amigo", ha afirmado Valls, para quien las diferencias de color político no han sido impedimento para forjar una relación de amistad. Como la que unió también en su día a Nicolas Sarkozy y Alfredo Pérez Rubalcaba.

Fernández Díaz ha agradecido con emoción la concesión de la Legión de Honor, que ha querido interpretar como un reconocimiento a las excelentes relaciones entre Francia y España. Y ha valorado las palabras que el primer ministro ha dirigido hacia el rey Juan Carlos, "que ha encarnado –ha dicho Valls– con valor y pasión la España democrática".

Generoso en elogios estaba el jefe del Gobierno francés, quien ha calificado por dos veces a Fernández Díaz de "Grande de España" –¿no buscaba acaso Napoleón, al instaurar la orden de Legión de Honor, crear una aristocracia republicana?– y le ha augurado mayores responsabilidades en el futuro. "El cargo de ministro del Interior puede conducir eventualmente al de primer ministro", ha dicho en un guiño. Y ha añadido, con una sonrisa: "No le comente nada a Mariano Rajoy...".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon