Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Jorge Fernández Díaz, el ministro del Interior peor valorado de la historia

El Correo El Correo 16/08/2015 Alfonso Torices
El titular de Interior, Jorge Fernández Díaz. © EFE El titular de Interior, Jorge Fernández Díaz.

Jorge Fernández Díaz comparte con su amigo y jefe, Mariano Rajoy, un triste récord institucional. Si el segundo es el presidente de Gobierno de la democracia que ha recibido la peor valoración de los españoles, según los barómetros del CIS, el actual titular de Interior cuenta con la nota más baja de un ministro del ramo desde que el instituto demoscópico público comenzó a preguntar por la calificación de los miembros del Ejecutivo, a finales de 1983. Como Rajoy, nunca, ni en su primer mes en el cargo, se acercó al aprobado. Marcó su nota más baja en julio de 2014, cuando los españoles calificaron su labor con un 2,26 sobre diez, solo cuatro centésimas mejor que la mínima cosechada por el presidente del Gobierno, que, en enero de ese mismo año, fue de 2,22.

El camino de Fernández Díaz hasta colocarse como el peor ministro del Interior desde 1983 -según el CIS- fue acelerado. El sondeo de abril de 2012, cuando apenas llevaba tres meses en el despacho, le adjudicó ya un 3,63, nota ligeramente más baja del mínimo registrado por alguno de sus nueve antecesores, que hasta hace dos años lo ostentaba el socialista Juan Alberto Belloch, que en junio de 1995 obtuvo un 3,91.

Cierto es que el ministro pertenece a un Gobierno con unas calificaciones pésimas, pero también lo es que él, durante toda la legislatura, se ha movido en el tramo medio bajo de las notas de los trece miembros del Gabinete de Mariano Rajoy. En su primer verano en el cargo perdió el 3 y desde entonces se ha aproximado trimestre tras trimestre al 2 hasta que inició una ligera recuperación en el último año, con una mejor imagen general del Ejecutivo, y llegó al 2,61 con que los ciudadanos premiaron su labor en julio pasado.

Pese a la mala media del equipo de Rajoy, el caso de Fernández Díaz llama la atención porque, de hecho, los titulares de Interior han sido durante toda la democracia unos de los ministros mejor valorados. Prueba de ello es que siete de sus nueve antecesores superaron en algún momento de sus mandatos el aprobado. Las excepciones fueron el citado Belloch, con un máximo de 4,95, y el popular Ángel Acebes, que se quedó en el 4,78.

Fernández Díaz ni en su primer mes (4,5) alcanzó la nota media que los españoles le dieron a los diez titulares de Interior, el 4,8. José Barrionuevo, el ministro de los llamados años de plomo de ETA, con decenas de asesinados al año, no bajó del 4,2; Antonio Asunción, pese a la fuga de Luis Roldán, tuvo el 4,7 como peor nota; e incluso Acebes no descendió del 4,1 en el febrero y marzo de 2003, que España se lanzó a la calle contra la guerra de Irak.

El mejor ministro del Interior de la democracia, según las notas del CIS, fue el popular Jaime Mayor Oreja. Logró un máximo de 6,3 unos días después de que la Guardia Civil liberase, el 30 de junio de 1997, al funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara, secuestrado por ETA durante 532 días.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Correo

image beaconimage beaconimage beacon