Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Juegos Olímpicos: Río restringe su programa cultural

dw.com dw.com 17/07/2016 Donna Wobater (RMR/DZC)

Durante los próximos Juegos tendremos que estar preparados para ver sobre todo “flashmobs” culturales. En medio del alboroto en Brasil, se han restringido muchos eventos culturales en Río.

La ciudad de Río de Janeiro es conocida por su herencia cultural: desde la danza en las calles hasta la samba o la capoeira. Esta gran ciudad costera de 6,5 millones de habitantes es la primera ciudad olímpica desde 1992 que no ofrece un programa cultural de cuatro años de duración. En cambio, se han concentrado en las actividades que tendrán lugar durante los Juegos Olímpicos.

Un gobierno de transición que dirige el país mientras Dilma Rousseff tiene que lidiar con un “impeachment”, ha echado por tierra los exigentes proyectos culturales.

El presidente en funciones, Michel Temer, anunció la unificación del Ministerio de Cultura y el de Educación. Artistas, músicos y autores pusieron el grito en el cielo en todo el país. También salió rápidamente a la luz un déficit del presupuesto cultural de los Juegos. El Gobierno se retractó de lo anunciado, pero es un hecho que hasta mayo de 2016 solo se han concedido menos de 2,8 millones de euros de los 23,5 prometidos.

Decepción por los recortes

Unas semanas antes de la ceremonia de inauguración que tendrá lugar el 5 de agosto, se desconoce el programa cultural “Celebra” de Río. La organización señala que hay “flashmobs” y sorpresas. Un portavoz del departamento cultural de Río dice que “hay demoras, pero como se planeó todo de antemano, todo saldrá bien. Justo ahora tenemos que dejar a nuestro país en buen lugar. Estoy seguro de que la cultura brasileña no defraudará a nadie”.

Pero muchos sí se sienten defraudados. Incluso el delegado cultural del ayuntamiento de Río reconoció que hay cancelaciones y cambios. De mayo a septiembre deberían celebrarse 900 eventos en el Festival Pasaporte Cultural, pero serán muchísimos menos.

“Río es más fuerte culturalmente que en los deportes”

La escuela de música Favela Brass de la barriada Pereira da Silva, cuyos miembros tienen entre 5 y 15 años, fue la elegida entre otras 140 aspirantes para tocar en cinco eventos durante los Juegos. Ahora solo lo harán una vez y en un local con capacidad para solo 130 espectadores. “No puedo enviar a los niños allí y decirles que tocaron durante los JJ. OO.”, critica Tom Ashe, el fundador de Favela Brass.

Dicha escuela, sin embargo, organizó su propio programa de eventos. Mostrarán en lugares públicos lo que han sido capaces de alcanzar en los últimos dos años. “Queremos que los niños vivan una experiencia bonita y que se sientan parte de esto. Las luces brillarán sobre la ciudad de Río, lo que no se volverá a repetir pronto. Si no, sería una vergüenza, porque Río es culturalmente más fuerte que en los deportes”.

Necesidades regionales y expectativas globales

Beatriz Garcia, delegada de investigación en el “Liverpool Institute of Cultural Capital” en Gran Bretaña, analiza el programa cultural de Río para los Juegos Olímpicos. Con anterioridad, estudió en detalle otras nueve ciudades olímpicas. “Desde la perspectiva cultural es importante encontrar el equilibrio entre los deseos del público mundial y las expectativas de la comunidad regional, sobre todo, de las favelas de la ciudad”, dice la investigadora. Además añade que “si los Juegos deben convertirse en el foro de una herencia cultural sostenible, entonces no debería tratarse de forma hipócrita a las comunidades”.

La administración regional está convencida de que a pesar de los retos políticos y económicos, la cultura de la espontaneidad y la creatividad de Río tendrán una influencia positiva. El delegado cultural regional, Junior Perim, asegura que el ayuntamiento ha invertido directa e indirectamente unos 28 millones de euros en actividades culturales. “Brasil ofrece muchas cosas geniales, muchas experiencias culturales que definen la identidad cultural”, explica Perim.


Autor: Donna Wobater (RMR/DZC)

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon