Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Junqueras avisa al BCE del impacto del procés sobre “la estabilidad de la eurozona”

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 29/09/2017 Claudi Pérez
Orio Junqueras en un discurso haciendo compaña en favor del referéndum ilegal. © Pau Barrena Orio Junqueras en un discurso haciendo compaña en favor del referéndum ilegal.

Nueva andanada del Gobierno catalán, esta vez dirigida a las más altas instancias: a los cuarteles generales del poderoso Banco Central Europeo (BCE), en Fráncfort. El vicepresidente catalán, Oriol Junqueras, asegura en una carta al presidente del BCE, Mario Draghi, que los "preocupantes acontecimientos" en Cataluña podrían tener un fuerte impacto negativo, más allá de Cataluña y España, "en la economía y en la estabilidad financiera de la zona euro", según ha podido saber EL PAÍS. El Ejecutivo catalán vaticina incluso una airada reacción ciudadana que podría derivar en una peligrosa “retirada de depósitos”: una estampida bancaria como la que se vivió en Reino Unido al empezar la Gran Recesión, que podría tener graves efectos para el sistema financiero.

MÁS INFORMACIÓN

  • Colau pide en ‘The Guardian’ que la Comisión Europea intervenga en el conflicto entre los gobiernos catalán y español
  • Puigdemont y Colau piden por carta a Rajoy y al Rey pactar el referéndum
  • Hacienda bloquea 475 millones del Presupuesto de la Generalitat

Junqueras dispara por elevación: ante el banquero central del euro, augura consecuencias nefastas para la economía y la banca española europea. Detalla en la misiva los últimos acontecimientos relativos al referéndum, reclama la mediación de la UE y el BCE y, tras dos densas páginas repletas de ataques a Madrid, avisa de que el bloqueo de las cuentas bancarias de Cataluña para evitar el referéndum "supone un acto altamente irresponsable que pone en peligro el sistema de pagos, la financiación del gasto público básico y la estabilidad del sistema financiero de la zona euro". La medida “no tiene base legal”, según la carta; es “arbitraria y discriminatoria”. Y pone en peligro el pago de los sueldos de los funcionarios y los servicios públicos básicos, según Junqueras.

Preguntado por este diario, el BCE eludió hacer comentarios al respecto. La vicepresidencia del Gobierno catalán "ni confirma ni desmiente" el contenido de esa misiva y deja abierta la puerta a que no se haya enviado aún. Un portavoz de Junqueras, eso sí, advierte que ya después del bloqueo de cuentas hubo varios correos electrónicos dirigidos al BCE en los que la Generalitat ponía de relieve los potenciales efectos negativos de ese tipo de medidas.

Cataluña tiene un PIB de casi un cuarto de billón de euros, de un tamaño parecido al de Portugal y algo superior a Grecia, dos de los países que han provocado sacudidas en la zona euro durante los últimos años. Y un sistema financiero relativamente sólido, después del rescate español, que supuso la desaparición de la gran mayoría de cajas —absorbidas en su mayoría por BBVA—, y liderado por La Caixa y Banc Sabadell. Pero ni Cataluña ni España son inmunes a una crisis política, que apenas se ha dejado notar aún en los mercados. Junqueras deja en esa misiva un preocupante mensaje: el equivalente a gritar fuego dentro de un teatro lleno hasta la bandera. "Las medidas [de bloqueo de cuentas bancarias para evitar gastos relacionados con el referéndum] podrían provocar una reacción pública de protesta en forma de retiradas de depósitos", dice. Si eso sucediera y aparecieran colas en las oficinas para retirar los ahorros, Cataluña y España se meterían de lleno en una crisis del sector bancario apenas un lustro después de haberse visto obligada a solicitar ayudas por importe de algo más de 40.000 millones. Paradójicamente, el Gobierno catalán reaccionó con dureza cuando Luis María Linde, gobernador del Banco de España, sugirió en septiembre de 2015 que existe un riesgo de corralito si finalmente Cataluña declara la independencia. Las patronales bancarias han anunciado que las entidades catalanas podrían situar sus sedes fuera de la comunidad en caso de que la Generalitat siga adelante con la secesión.

El mercado, a pesar de las tensiones, apenas ha empezado a reaccionar por el momento. La prima de riesgo española (la diferencia entre los intereses que paga España y los que paga el país más seguro, Alemania) va solo levemente al alza en los últimos días, aunque los expertos aseguran que las subidas, cuando llegan, pueden ser fulminantes. Los seguros que protegen contra un posible impago de deuda (conocidos como CDS) son ya más caros para la deuda española que para la italiana. Y varios bancos de inversión internacionales (Goldman Sachs, HSBC e ING, entre otros) han alertado de los efectos potencialmente nocivos de la situación política. "Cataluña es el mayor riesgo para la recuperación española", según un análisis de Goldman del pasado agosto. Una nota del estadounidense JP Morgan apunta asimismo a una subida de los tipos de interés de la deuda regional, que pondría en serios apuros a las comunidades más endeudadas (entre ellas, Cataluña). Las fuentes consultadas en el Banco de España aseguran que la institución ha informado puntualmente a Draghi de la situación. El presidente del BCE nunca ha querido pronunciarse sobre la situación en Cataluña.

Junqueras afirma en su carta al BCE que el referéndum es "legal y políticamente legítimo", y que "no contraviene las leyes europeas o internacionales". Acusa a España de "violar" los derechos civiles. Asegura que el Gobierno catalán redujo su déficit "más de 4.000 millones" el año pasado, "el 85% de toda la reducción de las Administraciones públicas". Y termina con una petición: “Pedimos a la UE y al BCE que desempeñen un papel constructivo y alienten el diálogo político". "Me gustaría reafirmar, a pesar de las amenazas, nuestra determinación a celebrar el referéndum deseado por la gran mayoría de los catalanes. La relevancia de Cataluña en términos económicos con relación a España y Europa nos reafirma en el derecho a gestionar el referéndum de manera dialogada y responsable", concluye la carta.

El desafío independentista

Noticias, reportajes, opinión, análisis, fotografías, cobertura en directo... Toda la información sobre la consulta soberanista del 1-O y la respuesta del Gobierno.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon