Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Kanikosen

Notodo Notodo 29/03/2016 Alan Queipo
Imagen principal del artículo "Kanikosen" © La Fábrica 2014 @ Imagen principal del artículo "Kanikosen"

Lo que en su momento se tomó como una novela satírica, o una fabulada novela en clave crítica y distópica, supuso un histórico éxito que nos han hecho leer en el colegio desde pequeños (y los que quedan por leerla). Hablamos de Rebelión en la granja, una de las novelas cortas más celebradas de George Orwell, y un manual que ha ayudado para introducir a través de la fábula y la novela corta la propia idea de totalitarismo, que aquel año (1945) estaba especialmente candente.


La diferencia entre aquella Rebelión en la granja y la “rebelión en el pesquero” Kanikosen que años atrás narró el escritor nipón Takiji Kobayashi tuvo consecuencias diferentes, también gracias al contexto y al enfoque que cada uno le otorgó. Orwell, socialista democrático declarado, disparaba más bien contra el socialismo totalitario stalinista; mientras que Kobayashi, comunista y activista político radical desde bien joven, consagró al proletariado en Kanikosen, o la expedición de un serial de personajes curtidos en mil batallas en un barco pesquero, el Hakko Maru.


“Un best seller inesperado que retrata la creciente ansiedad de la clase trabajadora ante la precariedad laboral”. Así ha definido The New York Times el nuevo y creciente éxito de ventas de este libro, de casi un siglo de vida e historia, pero que de unos años a esta parte ha logrado conectar con las nuevas generaciones, imponiendo una empatía directa con el joven comprometido de hoy en día. Una conexión transgeneracional y de carácter universal, generada a través de la cercanía entre aquellos estudiantes universitarios en deuda con el Estado, borrachuzos curtidos durante años en alta mar y campesinos en el límite del desamparo. Como tú y como yo.


De ahí que en los últimos seis años hayamos podido ver cómo este Kanikosen se haya adaptado a la gran pantalla, se ilustrara en versión novela gráfica, editara en aquella versión “negra” hace algo más de un lustro y, recientemente, y tras ver superada la friolera del millón y medio de copias vendidas en Japón, presentar un nueva edición, con la carga simbólica tan bien traída del color “rojo” en su solapa. Una vieja rebelión que huele a nueva, y que hace justicia a uno de los nombres que han estado escritos durante décadas en letra pequeña en los márgenes de los libros de historia de la literatura oriental.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Notodo

image beaconimage beaconimage beacon