Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Karl Landsteiner, el Nobel que descubrió los grupos sanguíneos y salvó millones de vidas

El Confidencial El Confidencial 14/06/2016 A.V.C.

Cuando vamos a donar sangre es muy importante saber a qué grupo sanguíneo pertenecemos. Que nuestro 'líquido rojo' sea A, B, O o AB resulta determinante para el receptor, puesto que de ser infiltrado con sangre de diferente grupo a la suya supone su muerte. Que tragedias como estas ya no ocurran se lo debemos a Karl Landsteiner, el patólogo austriaco al que este martes Google dedica su 'doodle' para conmemorar su 148 cumpleaños.

Caracterizado con su singular bigote y pelo cano, vestido con bata blanca y situado al lado de un microscopio, el gigante de Silicon Valley homenajea al biólogo que consiguió el Premio Nobel de Medicina y Fisiología en 1930 después de descubrir y tipificar los grupos sanguíneos. Además de estos datos clave para las transfusiones, Landsteiner también realizó importantes trabajos sobre la poliomielitis y la sífilis. 

Nacido el 14 de junio de 1868 en Viena, su relación con el mundo sanitario la sintió desde bien pequeño al ser su padre médico. Así, con 17 años ingresó en la escuela de Medicina de la capital austriaca, y fue allí donde consiguió licenciarse en la misma rama. Antes de llegar a las 30 primaveras Landsteiner ya había pisado los laboratorios europeos más importantes, y podía presumir de haber colaborado codo a codo con premios Nobel como Emil Fischer. 

Sus estudios al lado de estos influyentes mentores le permitieron adquirir los conocimientos necesarios para después demostrar la compatibilidad sanguínea entre congéneres. En el 'Zentralblatt für Bakteriologie', publicado en 1900, se puede leer la primera mención del austriaco sobre este tema. Más tarde, su propia sangre y la de otros 22 empleados que trabajaban con él sirvió de 'conejillo de indias' para llevar a cabo el experimento en el que separó el suero de la sangre para después lavar los glóbulos rojos y sumergirlos en suero salino fisiológico. 

Así llegó a la conclusión de que había tres tipos diferentes de hematíes –glóbulos rojos– que apuntaban diferentes reacciones de aglutinación: A, B y O. El descubrimiento del cuarto grupo, el AB –que no tiene poder aglutinante–, se lo debemos a Alfredo de Castello y Adriano Sturli, dos colaboradores de Karl Landsteiner que siguieron sus pasos. El médico austriaco al que este martes homenajea Google murió el 26 de junio de 1943 tras sufrir un ataque al corazón en el laboratorio del Instituto Rockefeller.

Karl Landsteiner, en su laboratorio (CC) © Externa Karl Landsteiner, en su laboratorio (CC)

Google apuesta por celebrar los aniversarios

De vez en cuando, Googlenos sorprende al hacer click sobre su dominio y ver que las clásicas letras del buscador han cambiado de aspecto. Estas 'decoraciones' con fecha de caducidad tienen su origen en diversos acontecimientos destacados en el calendario, bien sea por algún hecho de repetición anual como la llegada de la primavera o por la celebración de aniversarios históricos. 

Hace algún tiempo, Google nos hizo disfrutar practicando nuestras dotes musicales al más puro estilo Beethoven para homenajear al genial compositor por su 245 aniversario. Días antes,el buscador nos hizo reflexionar sobre cuánto habían cambiado los clásicos de Perrault que Disney 'censuró' por su crueldad. Además, entre otros temas resaltados en sus 'doodle', desde Sillicon Valley consiguieron que husmeáramos en la vida del inventor del saxofón, el reloj astronómico de Praga o la biografía del indio que convirtió el yoga en una práctica para huir del estrés.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon