Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Kerry se retracta de calificativo de "apartheid" para Israel

dw.com dw.com 29/04/2014 Deutsche Welle
© 2014 DW.DE, Deutsche Welle

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, aseguró que sentía haber dicho que Israel corría el riesgo de convertirse en un "Estado apartheid".

El comentario de John Kerry generó indignación entre israelíes y provocó un aluvión de críticas. El portavoz del gobierno israelí declinó este martes (29.4.2014) las peticiones de comentar las declaraciones de Kerry, realizadas en un encuentro a puerta cerrada la semana pasada, y la posterior aclaración dada el lunes.

El diario "Maariv" señalaba hoy que los funcionarios israelíes estaban "indignados". Las palabras de Kerry se publicaron primero en el revista online estadounidense "The Daily Beast" el domingo. Según la información, durante un encuentro el viernes a puerta cerrada con autoridades de Asia, Europa y Norteamérica, Kerry dijo: "La solución de dos Estados será la única alternativa real. Porque un Estado unitario (de Israel con Cisjordania y Jerusalén Este) se convertiría en un Estado con apartheid con ciudadanos de segunda clase (los palestinos) o en un Estado que destruya la capacidad de Israel de ser un Estado judío".

Y agregó: "Una vez se tenga ese marco en mente, esa realidad, que es la base, entonces se entiende cuán imperativo es llegar a una solución de dos Estados". En un comunicado emitido a última hora del lunes por el Departamento de Estado, el jefe de la diplomacia estadounidense lamentó algunas de las palabras escogidas.

"Rebobinar la cinta"

"He estado fuera lo suficiente como para conocer también el poder de las palabras a la hora de dar un impresión equivocada, aun cuando no haya intención alguna. Si pudiese rebobinar la cinta, habría escogido una palabra diferente", dijo Kerry.

Agregó asimismo que él ha apoyado a Israel y ha trabajado en favor del país durante más de 30 años. "No permitiré que nadie cuestione mi compromiso con Israel, sobre todo si se hace con objetivos partidistas, políticos. Así que quiero dejar meridianamente claro en lo que creo y en lo que no creo", añadió. También dijo que Israel es actualmente una democracia vibrante, pero a largo plazo no podrá seguir siendo un Estado judío si no se logra una solución de dos Estados. O los palestinos siguen bajo una ocupación sin sus plenos derechos o se establece un Estado binacional palestino-israelí, lo que significa que Israel pierde su carácter judío.

"No creo haber declarado ni jamás haber manifestado, en público o en privado, que Israel es un Estado apartheid o que vaya a convertirse en uno", dijo Kerry. "Cualquiera que me conozca lo sabe sin sombra de duda".

Profunda indignación en Israel y EE. UU.

Las declaraciones de Kerry han causado una profunda indignación entre los lobbistas judíos en Estados Unidos, así como entre los miembros del Congreso. En Israel, el ministro de Transporte, Yisrael Katz, miembro del partido conservador en el gobierno Likud del primer ministro Benjamin Netanyahu, no ocultó su malestar. Mientras Israel recuerda el Holocausto, "el secretario de Estado norteamericano describe a Israel como un Estado apartheid. ¿Nosotros? ¿El Estado que los judíos levantaron para defenderse y al que han amenazado con aniquilar?", dijo Katz.

"¡Avergüéncese, Kerry! Hay palabras que no deberían decirse", escribió en su página de facebook. Sin embargo, un destacado analista del Canal 2 de Israel, Amnon Abramovich, señaló que destacados políticos israelíes, catedráticos y miembros de los medios de comunicación también han empleado el término apartheid para describir lo que podría pasar si Israel sigue preservando el statu quo en Cisjordania y la Franja de Gaza.

Kerry empleó un término "no apropiado" que ha herido profundamente las sensibilidades israelíes, fue un "timing problemático", dijo Abramovich, quien subrayó además que el político estadounidense trabaja de corazón por el bien de Israel.

"Él (Kerry) advirtió que si las conversaciones fracasaban, habría aislamiento, boicot y que se podía esperar una tercera Intifada, que la seguridad y la prosperidad de Israel podrían desaparecer con el fracaso de las negociaciones. Y a ello se suma el riesgo de perder el Estado como nación judía", agregó.

CP (dpa, rtr)

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon