Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Kerry vuelve a pedir a Turquía "pruebas y no acusaciones" contra Gülen

dw.com dw.com 18/07/2016

Aunque el presidente de Erdogan, hizo un llamamiento público a Estados Unidos, su Gobierno no ha solicitado formalmente la extradición del predicador islamista Fethullah Gülen, confirmó el secretario de Estado de EE. UU.

Aunque, de momento, Estados Unidos no ha recibido ninguna solicitud oficial de extradición, "he dejado claro al ministro turco de Exteriores que existe un proceso formal y que tiene que haber una solicitud formal a través de los canales legales apropiados", señaló John Kerry en una rueda de prensa conjunta con la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

"Hay unos estándares en nuestro sistema jurídico, y le he dicho al ministro (turco) de Asuntos Exteriores, (Mevlüt Cavusoglu), que cualquiera que sea el informe que nos envíe, éste debe contener pruebas y no acusaciones", recalcó el secretario de Estado estadounidense, tras un encuentro con los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE).

Kerry, Mogherini y los ministros de Asuntos Exteriores de la UE abordaron la situación en Turquía en un desayuno informal y los titulares comunitarios adoptarán más tarde una declaración conjunta sobre el fallido golpe de Estado.

Llamamiento turco

El Gobierno de Turquía aseguró este sábado (16.07.2016) que el clérigo Fethullah Gülen, enemigo político enconado del presidente Recep Tayyip Erdogan y quien se encuentra exiliado en Estados Unidos desde 1999, es el principal responsable del intento de golpe de Estado perpetrado la noche del viernes 15 de julio. Por ello, el mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan, reclamó a Washington la extradición del líder religioso.

“Que nos entreguen al personaje de Pensilvania”, clamó Erdogan en referencia a Gülen durante una comparecencia ante miles de sus seguidores en una céntrica plaza de Estambul. Si ambos países de verdad son aliados estratégicos, agregó, lo que cabe es la entrega de Gülen. Horas antes, también el primer ministro turco, Binali Yildirim, había señalado que un país que acoge al “líder del Estado paralelo”, nombre con la que las autoridades turcas se refieren a la cofradía que encabeza Gülen, no puede ser un amigo de Turquía.

RML (efe, reuters)

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon