Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La última bala de la patronal del autobús para hundir a Blablacar

El Confidencial El Confidencial 12/05/2016 Manuel Ángel Méndez

En el tiempo de descuento y a balón parado. Confebús ha logrado posponer el juicio contra Blablacar en el último minuto gracias a un expediente sancionador en trámite de la Comunidad de Madrid contra la compañía de transporte entre particulares. La patronal del autobús espera que ese documento le ayude a inclinar la balanza a su favor en un juicio que ayer debería haber quedado visto para sentencia. El juez debe ahora reclamar dichos expedientes a la Comunidad para valorar si la actividad de la plataforma 'online' supone una violación de la ley de transporte. Confebús está convencida de contar con una bala letal. Blablacar habla, más bien, de bala de fogueo.

[Victoria para Blablacar: la justicia desestima su cierre cautelar]

El juicio ayer entre Confebús, el demandante, y Blablacar, estaba destinado a ser un mero recuerdo de argumentos y conclusiones ya expuestos durante la vista para decidir o no el cierre provisional de la web. Blablacar se libró del cierre cautelar, y las líneas del juicio eran claras. ¿El argumento de Confebús? Acusar a Blablacar de actuar como empresa de transporte ilegal y, además, permitir que un gran número de sus usuarios utilicen la plataforma como una forma para lucrarse, compitiendo indirectamente con los autobuses. ¿El argumento de Blablacar? "Sólo somos una red social que pone en contacto a usuarios para compartir gastos". 

Todo estaba (casi) visto para sentencia cuando Confebús sacó un as de la manga: un expediente sancionador interpuesto por la Comunidad de Madrid y que sería indicativo de cómo otros organismos públicos están bajo la pista de las supuestas actividades ilegales de Blablacar. "Hemos tenido conocimiento de que existían esos dos expedientes, que se han elaborado por incumplir la ley de transporte: no están relacionados con aspectos laborales ni tributarios", explica a Teknautas Rafael Barbadillo, copresidente de Confebús.

Barbadillo confía en que los argumentos ya presentados junto a este expediente harán que el juicio se decante del lado de la patronal del autobús: "Estamos convencidos de que se está llevando a cabo una actividad que no cumple con los requisitos de la ley de transporte". Asegura que han solicitado a la Comunidad de Madrid que haga público el expediente sancionador para que el juez tenga acceso al mismo: "Avala las tesis de Confebús de que están incumpliendo la legislación de transporte".

Para la patronal del autobús, no cabe esperar otra decisión que no sea una sentencia a su favor e instan a Blablacar a que se ciña a las reglas de la ley: "Hacen transporte público con vehículos particulares sin la autorización correspondiente. Si quieren cambiarla, que inicien el procedimiento para modificar la ley".

"Estupefacción" en Blablacar

Desde Blablacar aseguran estar "estupefactos" con la estrategia de último minuto de la patronal de autobuses. Reconocen la existencia de ese expediente, pero niegan que se trate de un expediente sancionador. "Primero, no tienen nada que ver con el juicio actual y, segundo, no es sancionador. Se trata solo de una petición de información que nos ha realizado la Comunidad de Madrid y que estamos en proceso de cumplir. Es una petición de información que no está relacionada con nuestra actividad como empresa de transporte, no lo somos. Somos una compañía de internet", explica Jaime Rodríguez, responsable de Blablacar en España y Portugal.

© Proporcionado por El Confidencial

Fuentes cercanas al proceso judicial han confirmado a Teknautas que la petición de información a Blablacar por parte de la Comunidad de Madrid está relacionada con la identificación de matrículas de ciertos usuarios de la plataforma. ¿Para qué? Todo apunta a un intento de esclarecer hasta qué punto esos usuarios estaban utilizando el servicio para intentar lucrarse, uno de los argumentos clave de Confebús para llevar a Blablacar a los tribunales. 

"Que unos usuarios utilicen incorrectamente Blablacar no quiere decir que todos lo hagan", señala Jaime Rodríguez, quien recuerda un dato aportado durante el juicio de ayer: "el porcentaje de usuarios fraudulentos es totalmente marginal, menos del 0,2% de los conductores. El fraude es bajísimo, primero, porque la gente no quiere defraudar, y segundo, porque la aplicación tiene mecanismos de prevención para evitar estas cosas".

Viejos conocidos

Los argumentos que enfrentan a Confebús y Blablacar se conocen desde hace meses. Ambas partes se personaron en un juicio que debía dilucidar el cierre cautelar de la segunda, y en el que se impuso Blablacar, y de cara a esta segunda vista no podían aportar nuevos testimonios.

Según Confebús, la plataforma de transporte entre particulares está violando la ley y la acusa de competencia desleal. La llegada de Blablacar habría supuesto una bajada del 20% en el volumen de negocio del transporte de autobús. Además, Confebús asegura que hay conductores que utilizan la plataforma 'online' para lucrarse y que esta, además, se lucra al cobrar una comisión en cada viaje.

¿Cómo se defiende Blablacar? Desde la compañía con sede en Francia aseguran que la ley actual ya recoge el transporte colectivo "entre particulares y allegados por parentesco, amistad o confianza". Además, la plataforma pone sobre la mesa el crecimiento del autobús en los primeros meses de 2016, entre un 4% y un 6%, lo que anularía las tesis de la parte demandante.

La aparición de ese expediente sancionador es el último convidado a un enfrentamiento que sentará precedente en el sector de la economía colaborativa cuyo resultado todavía no tiene fecha definitiva.

El expediente de la Comunidad de Madrid es el último clavo al que se agarra Confebús. © Externa El expediente de la Comunidad de Madrid es el último clavo al que se agarra Confebús.
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon