Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La ACB de los 118 fichajes: empieza la Liga Endesa con más cambios de la historia

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 29/09/2017 Faustino Sáez
El Valencia Basket celebra la Supercopa. © Ángel Medina G. El Valencia Basket celebra la Supercopa.

Se alza el telón de la Liga Endesa con un nuevo escenario competitivo. Entre el 15 de junio de 2010, cuando el Baskonia de Huertas, Oleson, San Emeterio, Teletovic y Splitter alzó la Liga en el Buesa Arena ante el Barça (3-0), y el 24 de septiembre de 2016, cuando el Gran Canaria de Kuric, McCalebb y compañía conquistó la Supercopa, también ante el Barça y también en Vitoria, el baloncesto español asistió a un duopolio inquebrantable. En ese periodo de casi seis años, el Real Madrid de Pablo Laso y el Barça de Xavi Pascual se repartieron los 18 títulos nacionales en juego (10 para los blancos y ocho para los azulgrana) y coparon 12 de las finales. El clásico era la incuestionable rutina que ponía colofón a casi todos los torneos. Pero algo cambió la temporada pasada.

MÁS INFORMACIÓN

  • GRÁFICO Los 118 fichajes de la Liga Endesa
  • L’Alqueria del Basket, los cimientos del campeón

La puesta en marcha del nuevo formato de la Euroliga, estresante para los grandes, la crisis sin precedentes abierta en el Palau y la erosión del ciclo ganador madridista derivaron en el palmarés más repartido de la historia, con cinco equipos de la ACB levantando trofeos a lo largo del curso: Herbalife Gran Canaria (Supercopa), Real Madrid (Copa), Unicaja (Eurocup), Iberostar Tenerife (Champions FIBA) y Valencia (Liga Endesa).

Así las cosas, la temporada se presenta más abierta que nunca, con cambio de normas —se suprimen los pasos de salida y se considerarán falta antideportiva todos los contactos innecesarios en transición— y con el calendario más asfixiante jamás abordado, por la implantación de las ventanas de la FIBA —que interrumpirán la competición en las semanas del 22 al 28 de noviembre y del 21 al 27 de febrero de 2018, según la última propuesta pendiente de aprobación— y por el masivo desembarco de equipos españoles en Europa. Entre los clubes que disputarán la Euroliga (Real Madrid, Baskonia, Barça, Unicaja y Valencia), los de la Eurocup (Gran Canaria, Andorra y Bilbao) y los que estarán en la Champions League (Iberostar Tenerife, Estudiantes y UCAM Murcia, con el Joventut ya eliminado), la ACB tendrá a 11 de sus 18 representantes peleando en escenario continental. Más fatiga y más gloria a repartir.

Solo 30% de españoles

"Los grandes siempre partimos como favoritos pero esto ya no es cosa de dos", señalaba Felipe Reyes el lunes en la presentación de la temporada 2017-2018. "Hasta el año pasado nos repartíamos todo entre Madrid y Barça, pero ahora hay de nuevo un grupo de equipos que vuelven a apretar fuerte. Valencia, Baskonia, Unicaja o Gran Canaria están muy fuertes y trabajando bien. Nos están poniendo las cosas difíciles y eso es bueno para el baloncesto español", explicó el capitán madridista. "El año pasado nosotros no pudimos competir. Ojalá volviéramos a la hegemonía Barça-Madrid. Eso indicaría que volvemos a estar arriba. Pero los rivales se refuerzan y cada vez hay más equipos españoles que se están ganando el respeto a nivel europeo", refrendó Juan Carlos Navarro.

Los capitanes de Madrid y Barça, con 20 temporadas de Liga en sus expedientes, lideran el castigado cupo de españoles. El curso pasado, en seis de los 17 equipos no apareció ningún nacional entre los cinco más valorados de la plantilla y la pérdida de protagonismo va asociada a un descenso numérico. Esta temporada, solo 70 de los 228 jugadores de la Liga son españoles (30,7%), consolidando la inercia de los últimos años, y conjuntos como Andorra y Baskonia solo tienen un jugador nacido en España en sus filas.

pulsa en la foto

Una falta de arraigo ligada a la volatilidad de los equipos. Este verano, el mercado ha deparado la plusmarca de 118 fichajes, a una media de 6,5 por club. A la cabeza de los cambios, el Betis que, tras confirmar in extremis su permanencia en los despachos, ha realizado 10 incorporaciones en un grupo en el que solo repite el escolta Alfonso Sánchez con respecto al año pasado. También han emprendido profundas reestructuraciones el Barça (con ocho novedades más la de Sito Alonso en el banquillo) y el Baskonia, con su rutilante pareja de bases, Huertas-Granger, y su histórico director de juego, ahora al frente de la pizarra: Pablo Prigioni. El último en sumarse al proyecto de Querejeta ha sido otro histórico de la generación dorada argentina, Carlos Delfino, que, a sus 35 años, llega como temporero para cubrir las bajas de Garino y McRae. Barça y Baskonia aparecen en una amplia lista de aspirantes junto a Valencia, Madrid y Unicaja, los cinco españoles en la Euroliga.

En plena crisis institucional, la Liga española demostró la temporada pasada un vigor competitivo sin precedentes que tuvo colofón en junio en La Fonteta con el Valencia de Pedro Martínez desatando la traca tras hacerse un hueco en el selecto grupo de equipos, ahora siete, campeones del torneo. Con Dubljevic como MVP y un sólido grupo de jugadores nacionales (Vives, Sastre, San Emeterio, Rafa Martínez y Oriola), los taronja se hicieron con la 61ª edición del campeonato; Real Madrid y Barcelona se habían repartido 51 de las 60 Ligas disputadas antes (33 para los blancos y 18 para los azulgrana). El duelo por el alirón ya no parece cosa de dos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon