Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La 'app' que ha pasado de 185.000 euros a 13.400 millones en 5 años

El Mundo El Mundo 11/06/2014 PABLO PARDO

En cinco años y tres meses, Uber se ha convertido en la start-up (empresa de nuevas tecnologias) más cara del mundo. En su última ronda de financiacion, que acaba de concluir, la compañía dirigida por Travir Kalanick, que la fundó junto con Garrett Camp en 2009 con 185.000 euros, ha sido valorada en 18.200 millones de dolares (13.400 millones de euros), es decir, lo mismo que Grifols. En el capital de Uber participan, entre otros, el buscador Google y el gigante de la banca de inversión Goldman Sachs. Entre los nuevos socios que la empresa podría haber conseguido está la gestora de fondos Fidelity.

El mercado al que se dirige Uber es de escala planetaria: unos 1.500 millones de personas que viven en grandes ciudades de todo el mundo. La empresa, cuya sede está en San Francisco, ya presta sus servicios desde Nueva Delhi hasta Nueva York, y siempre ha viajado acompañada de la controversia y de los probalemas legales. En EEUU Uber sostiene que no es una com pañía de transporte, sino de comunicación y tecnología, por lo que no le afectan las regulaciones del transporte, ya que lo único que hace es ofrecer un medio para conectar oferta y demanda en el que se lleva una comisión del 20%.

Hasta la fecha, esa estrategia le ha funcionado. Para ello ha contado con la ayuda eficacísima de los taxistas y de los ayuntamientos, en muchos casos más preocupados de mabntener sus oligopolios que de dar un buen servicio. En la ciudad de Washington, por ejemplo, Uber se ha beneficiado de la surrealista resistencia de los taxistas a aceptar tarjetas de crédito en un país, EEUU, ebn el que hasta el café se paga usando dinero plástico. En Nueva York jugó a su favor el hecho de que esa ciudad tiene ahora mismo tantos taxis como en la decada de los cincuenta, con lo que wera dificil; arguir que no había margen para más medios de transporte.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon