Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La Casa de la Vila de Sitges, emplazamiento bimilenario

Logotipo de La Vanguardia La Vanguardia 29/09/2017
Un museo bajo tierra. La s excavaciones prosiguen en la Casa de la Vila de Sitges © Image LaVanguardia.com Un museo bajo tierra. La s excavaciones prosiguen en la Casa de la Vila de Sitges

En Sitges se suceden los hallazgos que aportan nuevas pistas sobre sus orígenes más remotos. Sistemas constructivos de la época de los íberos encontrados en octubre del año pasado a metro y medio de profundidad, en el subsuelo de la Casa Consistorial, confirmaron que en la parte alta de la colina del casco antiguo hubo un asentamiento estable de población desde mediados del primer milenio antes de Cristo.

Se empezó a excavar en el histórico edificio municipal por encargo del arquitecto de alcaldía, Albert Bargués, aprovechando una nueva remodelación del Ayuntamiento. Después de levantar el pavimento de un despacho, cerca de la máquina expendedora de cafés encontraron un lagar de vino del siglo XIX, que tras ser fotografiado y documentado fue levantado. Bajo este lagar donde prensaban la uva apareció un gran silo de semillas de cereales del siglo primero antes de Cristo (posteriormente fue utilizado también como vertedero de basuras) y otro depósito excavado en la roca del siglo XVII.

Se han encontrado hasta quince silos bajo tierra y un tambor de columna de piedra calcárea

Ya se ha completado la excavación y se han llegado a encontrar hasta 15 silos (lugares bajo tierra para guardar alimentos que dan nombre a Sitges). Algunos están muy estropeados por las continuadas obras que se han hecho durante más de 2.000 años en este es­pacio.

En la habitación de 3x3 metros situada al lado de la máquina de los cafés se han encontrado muchos restos materiales, como lámparas o pequeñas ollas romanas. Uno de estos restos, sin embargo, es muy singular y revelador: un tambor de columna de piedra calcárea, muy probablemente del macizo del Garraf. El tambor sería de entre el siglo II y el I antes de Cristo. Nunca antes en la colina del casco antiguo de Sitges se había encontrado nada igual, según el arqueólogo que ha dirigido los trabajos.

Una lámpara de aceite y una pequeña olla, quizás un juguete, también de la época romana © Proporcionado por La Vanguardia Ediciones, S.L. Una lámpara de aceite y una pequeña olla, quizás un juguete, también de la época romana Una lámpara de aceite y una pequeña olla, quizás un juguete, también de la época romana(Ajuntament de Sitges)

Este tambor revela que en el actual ayuntamiento o cerca hubo un edificio o templo. Todo lleva al arqueólogo local Joan Garcia Targa a decir que “desde el siglo II a.C. ha habido un empleo continuado del edificio, que fue torre defensiva desde el siglo XI y castillo a partir de finales del siglo XIII”.

La riqueza de estos hallazgos ha llevado el Ayuntamiento a estudiar la posibilidad de convertir la parte baja del edificio consistorial en un espacio que explique la historia antigua de Sitges y que se sume al gran patrimonio museístico de la zona. Mañana sábado, de 5 a 7 de la tarde, el arqueólogo Joan Garcia Targa mostrará en la primera de las diversas visitas guiadas que se harán hasta abril del año que viene un recorrido por los orígenes de Sitges incorporando los últimos hallazgos. La visita empezará en la puerta principal del Ayuntamiento, después seguirá hacia la calle Mayor y la calle Nou hasta llegar a la Fragata para contemplar los restos de la antigua muralla. La presencia humana en Sitges es constatable desde los neandertales.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon