Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La CE acusa a Facebook de haber dado «información engañosa» sobre la compra de WhatsApp

Logotipo de ABC ABC 20/12/2016 J.M.S.
Mark Zuckerberg, CEO de Facebook © REUTERS/Stephen Lam/File Photo Mark Zuckerberg, CEO de Facebook

La toma de control de la mayor red social del mundo sobre la aplicación de chat móvil más extendida tropieza con una inesperada piedra. La Comisión Europea (CE) ha acusado este martes a Facebook de haber proporcionado «información engañosa» e «inexacta» sobre la compra de WhatsApp en 2014 por valor de 13.900 millones de euros. En caso de confirmarse las acusaciones se puede enfrentar a una multa de hasta el 1% de sus ingresos.

El organismo europeo ha asegurado, en ese sentido, que Facebook aportó «informaciones inexactas o engañosas» en el marco de la investigación abierta desde hace dos años en relación con su proyecto de compra de WhatsApp, informó este martes el Ejecutivo comunitario. La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, ha señalado que la CE considera «a título preliminar» que Facebook suministró datos «inexactos o engañosos» y recordó que la red social tiene ahora la posibilidad de responder al pliego de cargos remitido por Bruselas (plazo hasta hasta el 31 de enero de 2017).

Los argumentos de la CE versan en torno a que Facebook, entonces, había asegurado «que no iba a ser capaz de asociar automáticamente (...) las cuentas de usuario de ambas compañías», algo que el organismo asegura que no ha sucedido. En concreto, desde el pasado agosto la multinacional americana anunció un importante cambio en los términos de uso de la popular aplicación para permitir el intercambio de información sensible entre ambos servicios, motivo por el cual las principales agencias de protección de datos europeas, entre ellas, la española, salieran al paso para denunciar posibles irregularidades. Tras las presiones ejercidas por los reguladores, WhatsApp paralizó la transferencia de datos.

Vestager ha subrayado que las compañías están «obligadas» a dar al Ejecutivo comunitario información «adecuada» durante las investigaciones y ha apuntado que las empresas deben tomarse esta obligación «en serio», puesto que la efectividad de las investigaciones depende de una información «precisa». Pese a las dudas, Bruselas ha aclarado que esta acusación no tendrá un impacto en la decisión que aprobó la transacción, así como que la investigación actual no está relacionada con cuestiones como la privacidad o la protección de datos o usuarios.

El problema viene porque en su momento la Comisión Europea autorizó en octubre de 2014 la compra de la empresa de mensajería instantánea por parte de Facebook al considerar que no planteaba problemas para la competencia en el mercado interior pero, años después, las promesas cambiaron. Entonces el organismo concluyó que Facebook Messenger (el servicio de mensajería de la compañía de Mark Zuckerberg) y WhatsApp no eran competidores cercanos y que los consumidores continuarían teniendo acceso, tras la operación, a un amplio abanico de otras aplicaciones del mismo.

Defensa de la red social

Facebook ha salido al paso para asegurar que han actuado de manera transparente y han proporcionado información precisa. «Respetamos el proceso de la Comisión y estamos seguros que una revisión completa de los hechos confirmará que Facebook ha actuado de buena fe. Siempre hemos proporcionado información precisa sobre nuestras capacidades y planes técnicos, incluyendo las presentaciones acerca de la adquisición de WhatsApp y en reuniones de información voluntarias antes de la actualización de la política de privacidad de WhatsApp este año», señalan a ABC fuentes de la compañía norteamericana.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ABC

image beaconimage beaconimage beacon