Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La CEOE espera en breve un boom económico con alta creación de empleo

EL PAÍS EL PAÍS 12/06/2014 EFE
Feito, primero a la izquierda, junto al presidente del SEA, Javier de Andrés y Juan Ugarte. © L. Rico Feito, primero a la izquierda, junto al presidente del SEA, Javier de Andrés y Juan Ugarte.

El presidente de la Comisión de Economía de la CEOE, José Luis Feito, ha augurado hoy un "boom económico" en España en los próximos meses que se traducirá en "ritmos de crecimiento muy vivos y una creación de empleo muy intensa".

Feito ha pronunciado este jueves una conferencia en Vitoria con motivo de la asamblea general ordinaria de SEA Empresarios Alaveses y en ella ha desgranado sus "optimistas" previsiones sobre la evolución de la economía española.

En su opinión, España está ante "el comienzo de otro boom" que llegará "muy deprisa y va a sorprender" y que causará "euforia en seis o siete meses". "En un año el crecimiento de la economía se va a acelerar hasta cifras que hoy son pecaminosas" y que, según ha vaticinado, llevarán en breve a que se revisen al alza las expectativas de la economía española.

Ha explicado que ese crecimiento vendrá acompañado de creación de empleo a un "ritmo muy intenso", aunque ese nuevo empleo "no será como el de antes", sino "como el de Alemania", donde el trabajo a tiempo parcial representa el 25 % (frente al 15 % de España) y los salarios suben de forma más moderada.

Feito dice que el crecimiento a final de año rondaría el 2 %

Feito ha alertado sin embargo de que la recuperación de la economía española "se puede parar por muy viva que sea" si de las próximas elecciones generales sale un Gobierno que adopte "un cambio radical en la política económica". En todo caso, los ajustes aplicados en los últimos años "son tan intensos" que ve difícil esta opción.

El responsable de la CEOE ha considerado "innegable" que la recuperación de la economía "se está desarrollando a un ritmo cada vez más vivo" y ha apuntado que si la economía continúa el resto de 2014 como en el primer trimestre, el PIB cerraría el año en el 1,5 %, "muy por encima" de todas las previsiones.

Feito ha apuntado además que los datos de abril y mayo indican que el segundo trimestre será incluso mejor que el primero, por lo que "si esto sigue así" el crecimiento a final de año rondaría el 2 %. Ha recalcado que este repunte de la economía española será "sostenible" y no se frustrará como ocurrió con "los brotes verdes de 2010", porque hay factores que diferencian ambos momentos, como "el temor a la desaparición del euro" que había hace cuatro años y que acarreó altos tipos de interés y "sequía total" de capital por la falta de financiación.

Otra de las diferencias radica, a su juicio, en que en 2010 el sistema financiero aún no se había "saneado" porque el Gobierno de entonces, del PSOE, "se negaba a reconocer la situación de la banca y reestructurarla", mientras que hoy "no hay dudas de su solvencia".

Ha explicado que el "ajuste" del sector inmobiliario es otra de las razones que apuntalan el actual crecimiento económico, ya que en 2010 los pisos costaban lo mismo que antes del inicio de la crisis, mientras que ahora los precios han tocado suelo y ya hay inversiones de capital extranjero en el sector.

Sobre las perspectivas de la construcción ha avanzado que su recuperación será más lenta que otros sectores y que en 2015 "apenas se creará empleo". No obstante, una vez que "se limpie el stock" de pisos sin vender -lo que calcula para 2016- habrá un crecimiento "brusco" de los precios, seguido después de uno sostenido.

La "contención salarial" está favoreciendo también la salida de la crisis. En su opinión, ha supuesto además recuperar poder adquisitivo porque con subidas "cercanas al cero por ciento" los trabajadores disponen ahora de más dinero que en 2007, cuando los sueldo crecían un 3,4 %, pero la inflación lo hacía más, un 4 %.

El último de los factores que le llevan a considerar que "no hay variables económicas que hagan temer que se interrumpa la recuperación" es el déficit exterior, que hace cuatro años era del 10 %, mientras que "hoy la balanza de pagos tiene superávit".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon