Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La china Xiaomi reta a Apple y Samsung: el Mi5 es una bestia que costará 300 euros

El Confidencial El Confidencial 24/02/2016 Jaume Esteve. Barcelona

A contracorriente, cuando el Mobile World Congress ya comienza a vaciarse, Xiaomi ha decidido entrar en juego con el que va a ser su teléfono estrella de este 2016. Y no lo ha hecho de cualquier manera, si algo ha conseguido el fabricante oriental con un anuncio tardío es desmarcarse del ruido habitual de las primeras jornadas para acaparar focos.

Y vaya si lo ha hecho. El Mi5, presentado esta mañana en la feria barcelonesa, es una bestia que entra a competir directamente con la gama alta de Android con una 'ligera' diferencia: sólo costará el equivalente a 300 euros y se podrá comprar a partir del 1 de marzo en China. La fecha en otros países todavía se desconoce.

¿Quieres sensor de huellas? Lo tienes. ¿Carga rápida? También. ¿Cámara de muchísimos megapíxeles con estabilizador de imagen? El Mi5 presume de 16MP, flash dual y estabilizador de imagen. Este último aspecto es importante porque, según la marca china, el terminal se equipara al iPhone 6 Plus en la calidad de las imágenes. El listón que Xiaomi se pone está muy alto y aunque no hay que fiarse en exceso del material mostrado en el evento, tanto la nitidez como los colores mostrados estaban por encima de la media.

Hugo Barra, vice presidente de la firma, se ha marcado una entrada digna de alfombra roja, a lomos de un 'hoverboard' y ha dejado claro de primeras que hoy no es un día cualquiera: "Es la jornada en la que presentamos nuestro primer terminal de gama alta".

© Proporcionado por El Confidencial

Ese asalto a la gama alta se entiende mejor cuando se echa un ojo a las especificaciones del equipo. El Mi5 llega de fábrica con un Snapdragon 820 que vendrá en diferentes configuraciones en función de la RAM y el almacenamiento. La versión más barata monta 3GB y 32GB, la intermedia tiene 3GB y 64GB y la superior se va a los 4GB y 128GB. La pantalla, de 5,15", es la misma en todos los modelos.

¿En qué se parece a la competencia? ¿Es capaz de superarla? El recién anunciado Galaxy S7 contará con 4GB de RAM y el iPhone 6s se queda sólo en dos. La gran diferencia llega al echar un ojo a los precios de los tres terminales: el Mi5 cuesta menos de la mitad en su versión más económica (300€). Las siguientes estarán en torno a los 350 y los 400 euros.

Rápido. Muy rápido (o eso dice Xiaomi)

Pero Xiaomi prefiere enfatizar otro aspecto: la rapidez del terminal. Cada pocos segundos aparecía alguna mención a esa velocidad. Ya sea en lo rápida que es la RAM o la tecnología 4G+, un estándar intermedio antes del 5G que vamos a escuchar mucho durante los próximos años.

Pero si ha habido algo sorprendente en la presentación del Mi5 ha sido la mención a las llamadas de voz vía redes LTE. Las 4G de toda la vida. ¿Llamadas? ¿En un teléfono? ¿No habíamos dejado eso atrás? Según Xiaomi, esas llamadas van a mejorar de manera radical para que nuestros padres y abuelos tengan algo de lo que presumir cuando dicen que ellos sólo usan el teléfono “para llamar y enviar mensajes”.

© Proporcionado por El Confidencial

El aspecto del Mi5 recuerda, de alguna manera, a la serie Edge de Galaxy, con los bordes curvados de la pantalla. El terminal llegará en tres colores (blanco, negro y dorado) y pesará 129 gramos. De nuevo, compararlo con un iPhone 6s ayuda a salir de dudas ya que pesa 14 gramos menos.

Dudas con la experiencia de usuario

El gran problema de Xiaomi reside en aspectos que, en ocasiones, no tienen que ver con el propio terminal. El servicio post-venta de la firma no es especialmente brillante, por no hablar de la batería de ‘apps’ que acostumbran a venir preinstaladas con uno de estos terminales.

La experiencia de usuario, uno de los aspectos que Apple siempre destaca en sus productos, es otro de los puntos en los que Xiaomi acostumbra a sufrir. La firma china parece haber llegado a la cabeza de la carrera del ‘hardware’, ahora comienza el tortuoso camino para diferenciarse también en el uso del ’software’.

El Mi5 apunta alto. Quiere competir con el iPhone y el Galaxy. (Xiaomi) © Externa El Mi5 apunta alto. Quiere competir con el iPhone y el Galaxy. (Xiaomi)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon