Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La cinematográfica operación de Israel para rescatar a los últimos judíos yemeníes

ABC ABC 22/03/2016 Mikel Ayestarán

Imagen de archivo de judíos yemeníes de la ciudad de Raida © Diario ABC Imagen de archivo de judíos yemeníes de la ciudad de Raida Misión cumplida. La llegada de 19 judíos de Yemen a Israel en una operación secreta puso punto y final a un esfuerzo que ha durado 67 años con el que las autoridades israelíes han logrado “traer a la comunidad judía de Yemen a su casa”, declaró a los medios el director de la Agencia Judía, el organismo encargado de la inmigración de judíos de todo el mundo a Israel, Natan Sharansky. La inmensa mayoría de judíos yemeníes, unos 50.000, llegaron entre 1949 y 1950 en la que se bautizó como ‘Operación Alfombra Mágica’, desde entonces las llegadas han sido puntuales, pero en los últimos meses se ha hecho un nuevo esfuerzo desde Israel y Estados Unidos debido a la situación de seguridad que vive el país árabe.

"Un día quizás haremos una película. Hablamos de una operación secreta en un medio hostil. No es fácil sacar a gente visible y ostensiblemente judía", explicó a la AFP Yigal Palmor, director de comunicación de la Agencia Judía. Los recién llegados han traído una Torá de más de medio siglo de antigüedad con ellos y proceden de la ciudad de Raida, 80 kilómetros al norte de Saná, y de la propia capital, donde otros cincuenta judíos han declinado la posibilidad de viajar a Israel y han optado por permanecer en Yemen.

El rescate en Yemen, país en guerra desde que hace más de un año los rebeldes hutíes dieran un golpe de estado y posteriormente Arabia Saudí comenzara a bombardear, se produce la misma semana que las calles de Israel vivieron protestas de judíos llegados de Etiopía que reclaman la aplicación de la ley de agrupación familiar. Como la mayoría de yemeníes, los etíopes también llegaron en operaciones secretas en los años ochenta y noventa, y en la actualidad esta comunidad suma unos 140.000 miembros, de la población total de 8 millones de habitantes.

El Gobierno israelí aprobó la llegada de 9.100 nuevos ‘falasha’, forma despectiva como se les conoce y que se traduce como ‘los sin tierra’, pero a comienzos de mes congeló la medida por falta de presupuesto, según recogió la agencia AFP. Los conocidos como “judíos negros” marcharon a la oficina del primer ministro, Benyamin Netanyahu, al grito de “stop a la discriminación, stop al racismo”.

MÁS NOTICIAS

-La pregunta que molestó a Raúl Castro durante la visita de Barack Obama

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ABC

image beaconimage beaconimage beacon