Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La Comisión se lava las manos y deja a los gobiernos la decisión sobre la reubicación de las agencias

Logotipo de El Mundo El Mundo 30/09/2017 BEATRIZ RÍOS

La Comisión Europea ha publicado su estudio sobre las candidaturas, Barcelona entre ellas, a acoger la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y la Autoridad Bancaria Europea (ABE), que actualmente se encuentran en Londres, y deberán ser reubicadas en Europa tras el

Brexit

. El análisis se limita a resumir las propuestas realizadas por las capitales sin dar apenas detalles sobre las ofertas y deja para un documento confidencial toda información de interés. De esta forma, el ejecutivo europeo deja en manos del Consejo la decisión sobre la reubicación, que los 27 tomarán en las próximas semanas.

Apenas un resumen de las principales características de las ofertas, sin más comentarios que los relativos a la ausencia de determinados detalles, sin apenas información relevante. El informe que la Comisión Europea deja toda la información jugosa sobre las candidaturas para un documento confidencial, que no ha hecho público, pero al que tendrán acceso los Estados miembros. Todo el peso de la decisión recae así sobre los hombros del Consejo, que deberá pronunciarse en las próximas semanas. El ejecutivo europeo ya advirtió que no presentaría un ranking, una clasificación, pero el texto apenas da pistas sobre las diferencias entre las candidaturas.

La evaluación de los expertos de la Comisión Europea se ha centrado en los criterios que el Consejo estableció el pasado mes de junio. Entre otras cosas, las urbes que aspiren a acoger las agencias deben asegurar que éstas estén operativas inmediatamente después de la salida de Reino Unido de la UE, prevista para marzo de 2019. Esto incluye, entre otras cosas, la disponibilidad de un edificio. Además, existen otros aspectos a tener en cuenta como la accesibilidad, la existencia de colegios internacionales para los hijos de los empleados, las oportunidades laborales para sus parejas o el acceso a la atención sanitaria y la seguridad social.

© Proporcionado por elmundo.es

La propia Agencia Europea del Medicamento publicó hace unos días

una encuesta

entre sus empleados sobre sus preferencias de cara a la reubicación de la sede. Solo cinco de las 19 candidatas, aunque el informe omite cuáles, cuentan con respaldo suficiente - entorno al 65% de la plantilla- para asegurar la continuidad de la Agencia. Los resultados de la encuesta, aseguran desde la institución, subrayan "la importancia de la próxima decisión sobre la futura sede de la EMA, ya que la retención de personal calificado y experimentado es crucial para la continuidad de las operaciones". La Comisión Europea reconoce estar en contacto con las agencias y tener en cuenta sus preocupaciones.

En este sentido, la candidatura de Barcelona a acoger la EMA cumple en principio con todos los criterios establecidos, aunque el informe no detalla en qué medida. En contra, además de las posibles complicaciones derivadas del desafío independentista, España ya acoge tres agencias: la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo en Bilbao, la Agencia Europea de Control de la Pesca en Vigo y Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea en Alicante.

Una elección 'eurovisiva'

A la evaluación de la Comisión le sigue ahora un debate político en octubre sobre el contenido de las candidaturas. Y un mes más tarde,

el 20 noviembre, la votación

que deberá dar lugar a la nueva sede de ambas organizaciones. La elección tendrá lugar en varias rondas, será secreta y todos los países contarán con el mismo número de votos. En primera ronda, los 27 tendrán tres puntos para la oferta preferida, dos para la que ocupe el segundo lugar y uno, a la tercera. A menos que una de las candidaturas reciba tres puntos de un mínimo de 14 Estados, habrá una segunda ronda en la que solo estarán representadas las ciudades más votadas. Y en esta ocasión, el sistema pasa a ser un Estado, un voto. En caso de empate habrá una tercera ronda y si sigue sin dilucidarse la ganadora, será la presidencia estonia, por sorteo, la que tome la decisión.

Sin embargo, será el debate político el que probablemente marque la diferencia y defina anticipadamente los votos. La discusión la prepararán los embajadores y tendrá lugar en paralelo al Consejo de Asuntos Generales del mes de octubre, aunque serán los jefes de Estado y de Gobierno en su cita de otoño quienes entren en materia.

Los líderes de la UE abordarán la cuestión en los márgenes de la cumbre y posiblemente tomarán una decisión de antemano. Ahí sí, la discusión será puramente política y los 27 jugarán sus cartas. Los países del este quieren más representación y ponen por delante el criterio de representación geográfica. Los países que ya acogen otras instituciones de la Unión Europea, las capitales europeas de importancia, ponen por delante su experiencia y su habilidad para asegurar una transición rápida.

El impacto del independentismo catalám

Barcelona es una de las favoritas para acoger la Agencia Europea del Medicamento (EMA), aunque en la carrera se encuentran también otras capitales europeas como Ámsterdam, Copenhague o Milán que suenan con fuerza en las apuestas. Sin embargo, el deterioro de la situación en Cataluña podría afectar a las posibilidades de la Ciudad Condal de acoger la EMA y ser utilizada por sus competidores para atacar la candidatura.

El gobierno español, ante el desafío independentista, ha retrasado varias semanas la presentación pública de la candidatura de Barcelona. Aunque según la ministra de Sanidad,

Dolors Montserrat

, el retraso no está relacionado con la convocatoria del referéndum el próximo 1 de octubre, sino que se debe a

problemas de agenda

. Según la ministra, la propuesta de Barcelona para acoger la EMA es precisamente una muestra de que el entendimiento entre el Gobierno Central y la Generalitat, además del ayuntamiento de la ciudad, es posible.

En total,

19 ciudades se juegan ser la nueva sede de la EMA

que supondría, entre otras cosas, acoger a unos 900 empleados y sus familias, 36.000 visitas de expertos al año y 322 millones de euros de presupuesto anuales para la institución. Además de la EMA, también la Autoridad Bancaria Europea que tiene su sede en Londres deberá ser reubicada. A la carrera por acoger esta institución se han sumado 8 ciudades, cuatro de las cuales compiten también por acoger la Agencia Europea del Medicamento, aunque solo podrán optar a una de ellas en caso de ser finalistas en las votaciones del Consejo.

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon