Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La Comisión Europea reitera que Uber no es el “enemigo” de los taxistas

EL PAÍS EL PAÍS 10/06/2014 Ignacio Fariza

La comisaria europea de Agenda Digital, Neelie Kroes, ha reiterado este martes que Uber —la aplicación que pone en contacto a conductores y usuarios para organizar traslados de pago en automóvil— no es el "enemigo" de los taxistas y se ha mostrado contraria su prohibición. Las palabras de la responsable comunitaria llegan en plena guerra entre el sector del taxi de muchos países europeos y las empresas que ofrecen servicios de vehículos compartidos, a las que acusan de competencia desleal. En España, las dos asociaciones mayoritarias del taxi en Madrid han convocado un paro de 24 horas para mañana en paralelo a la huelga anunciada por las organizaciones nacionales Fedetaxi, Unalt, CTE y Uniatramc.

"Las huelgas no solucionan nada", ha recalcado Kroes en una nota en la que defiende la "innovación" que representan las empresas de transporte entre particulares. "Es el momento de que taxistas, reguladores y responsables de Uber se sienten a dialogar; nadie dice que sus conductores no deban pagar impuestos y respetar las normas de protección a los consumidores, pero prohibir Uber no les da la oportunidad de hacer bien las cosas", ha subrayado la comisaria.

Un portavoz de su departamento ha ido más allá esta mañana al señalar que, aunque a la Unión Europea (UE) "no le compete" entrar en el conflicto, el Ejecutivo comunitario sí tiene voz en la disputa y esta es favorable a una economía "abierta a la innovación". Estas mismas fuentes se preguntan si el problema "se va a resolver multando a gente que, en muchos casos, son turistas", en referencia a la amenaza del Ministerio de Fomento de imponer sanciones de hasta 600 euros a los usuarios que contraten este tipo de servicios y de hasta 18.000 euros a las plataformas o personas que ofrezcan transporte sin licencia.

En la misma línea de defensa de iniciativas de liberalización del mercado, la Comisión Europea ya mostró hace dos semanas su rechazo frontal a la posible prohibición de los servicios de taxi alternativo como Uber o de vehículos compartidos con otros particulares como Blablacar. Poco antes, a mediados de abril, Kroes también cargó contra la decisión de la justicia belga de vetar este tipo de aplicaciones en Bruselas. “La prohibición no protege ni ayuda a los pasajeros, solo protege al cartel del taxi”, publicó la comisaria en su blog oficial. La vehemencia de sus declaraciones no impidió que las autoridades siguieran adelante en su decisión de imponer multas de hasta 10.000 euros por cada intento de recogida de clientes.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon