Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La compañía aérea británica de bajo coste Monarch suspende sus vuelos

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 02/10/2017 Patricia Tubella
Qué mirar próximamente
SIGUIENTE
SIGUIENTE
Un avión de Monarch Airlines en las pistas del aeropuerto de Gatwick. © Toby Melville Un avión de Monarch Airlines en las pistas del aeropuerto de Gatwick.

La aerolínea británica Monarch Airlines ha cesado sus operaciones esta madrugada tras declararse en bancarrota, dejando a 110.000 clientes británicos varados en el extranjero y cerca de 300.000 reservas sin efecto. La abrupta cancelación de todos sus vuelos, cuyo mayor volumen se concentra en una docena de aeropuertos españoles, ha forzado a la Autoridad de Aviación Civil del Reino Unido (CAA) a flotar una treintena de aviones para acometer desde hoy mismo el “ingente esfuerzo” de repatriar a los pasajeros británicos afectados.

La hasta hoy quinta compañía aérea del Reino Unido, y la más importante en declarar la quiebra hasta la fecha, ha sido muy popular entre los turistas ingleses que vuelan a España para pasar sus vacaciones, principalmente a destinos de sol y playa como Baleares o Canarias. También opera en Portugal, Grecia y, con algunos vuelos chárter, en otros destinos fuera de Europa como Egipto. Pero el español es su mayor mercado: Monarch transportó el pasado año a 3,37 millones de pasajeros en los aeropuertos españoles, según cifras de Aena.

La operación de la CAA, calificada por el ministerio de Transportes británico como “la mayor repatriación (acometida en este país) en tiempos de paz”, ha comenzado esta mañana con la movilización de 34 aviones de dieciséis aerolíneas diferentes, entre ellas, Qatar Airlines y EasyJet, para realojar a los viajeros. El organismo prevé que a lo largo de las próximas semanas se organizarán unos 700 vuelos alternativos desde los aeropuertos afectados. La portavoz de la CAA, Deirdre Hutton, ha pedido a los pasajeros paciencia y ha señalado que la “gran mayoría” de los clientes que tenían previsto volar este lunes al Reino Unido lo harán a lo largo de la jornada.

Monarch ha acabado sucumbiendo a la fuerte presión que se vive en el sector aéreo europeo, en especial entre las aerolíneas de bajo coste. Air Berlin y Alitalia presentaron su solicitud de suspensión de pagos este año y buscan nuevos inversores para partes de su negocio. La compañía británica intentó sin éxito negociar con la CAA una licencia para vender paquetes de vacaciones, al tiempo que ofertaba la venta de sus operaciones de corto alcance para centrarse en las más rentables rutas de alto recorrido. Los números rojos que arrastraba la compañía hicieron imposible ese acuerdo, cuyo plazo de consecución estaba fijado en la pasada medianoche. La aerolínea, fundada en 1968, dejó entonces de existir. Como consecuencia, hoy otras competidoras han subido en la Bolsa: Easyjet se alza más del 4% e IAG (grupo de Iberia, Vueling y British Airways) más del 2%.

"Lamentamos anunciar que Monarch ha suspendido los vuelos y paquetes de vacaciones", ha publicado la aerolínea en su cuenta de Twitter, con una misiva también enviada a sus clientes a través de un mensaje de texto a las 4 de la madrugada. Algunos de los receptores ya estaban entonces en el aeropuerto cuando se les notificó que no podrían tomar sus vuelos y se les recomendaba que visitasen una página web de la CAA (monarch.caa.co.uk) o bien llamaran a un teléfono para ser realojados. La empresa ha quedado en manos de la administradora KPMG, cuyo portavoz ha atribuido la bancarrota a la guerra de precios en el mercado del Mediterráneo, el incremento en el coste del combustible y la debilidad de la libra. Los antiguos responsables de Monarch (empresa que acarreaba unas pérdidas de 291 millones de libras, frente a los beneficios de 27 millones registrados tan sólo en el ejercicio anterior) aseguran que la causa de raíz de la quiebra han sido las acciones terroristas en Egipto y Túnez, unidas al colapso del mercado en Turquía.

El anuncio oficial de la bancarrota ha sido canalizado a través de una página especial de la autoridad de aviación británica, tras serle comunicado el cese de la actividad de Monarch y de varias filiales dedicadas a las vacaciones o los vuelos chárter. "En consecuencia, lamentamos informarle de que, a partir del 2 de octubre de 2017, todas las vacaciones y vuelos futuros proporcionados por estas empresas han sido cancelados y ya no están en funcionamiento", señala.

"Esta es una situación sin precedentes, ya que hay hasta 110.000 pasajeros [británicos] en el extranjero, de ahí que el Gobierno de Reino Unido haya pedido a la CAA que coordine los vuelos de regreso al Reino Unido para todos los clientes de Monarch actualmente fuera del país", señala la página de la CAA. El organismo asegura que el plan de repatriaciones lanzado por Reino Unido "no tendrán ningún coste extra" para los viajeros.

MÁS INFORMACIÓN

  • Ryanair extiende las cancelaciones de vuelos hasta marzo de 2018
  • Ryanair cifra en 10.000 los viajeros que aún no han sido compensados
  • La crisis de Ryanair evidencia la nueva competencia por los pilotos
  • Uno de cada cuatro vuelos cancelados por Ryanair implica un aeropuerto español
  • Las aerolíneas vuelan en un cielo saturado y agitan la guerra de precios

En la web especial para afectados se puede ver, por ejemplo, que ya ofrecen a los afectados que debían volver hoy a casa vuelos alternativos. Por ejemplo, a los de tres vuelos que debían volver desde Barcelona a Manchester, Birmingham, Leeds y Londres, les ha cambiado los vuelos por otros a las mismas horas prácticamente, aunque en algunos casos, con llegada a aeropuertos distintos de los originales. También ocurre en algún vuelo de Palma, que debía llegar por ejemplo a Birmingham y ahora lo hará a Gatwick (Londres), y se ofrecerá el resto del trayecto en autobús.

Vuelos desde España

Según las listas que ofrecen para realojar a los viajeros, en el caso de España hay vuelos de vuelta a Reino Unido desde Palma, Ibiza, Menorca, Palma, Fuerteventura, Gran Canarias, Lanzarote, Tenerife, Alicante, Almería, Barcelona, Madrid y Málaga. También hay operaciones desde Italia (Nápoles, Roma, Venecia y Verona), Portugal (Faro, Funchal, Lisboa y Oporto), así como ciudades de Grecia, Croacia, Israel, Suecia y Turquía.

La CAA señala a quienes estén en el extranjero y que deban regresar a casa antes del 15 de octubre que están preparando reservas para que puedan volver en su día previsto. Priorizarán a los niños o las personas "vulnerables" y se ocuparán de que las familias puedan viajar juntas en los mismos vuelos.

Para los que todavía no están en el extranjero, no habrá vuelo alternativo ni derecho a reclamación. "Lamentamos informarle de que todas las futuras vacaciones y vuelos reservados con Monarch están cancelados a partir del 2 de octubre de 2017", dice la CAA. Les pide que no acudan al aeropuerto, porque ya no existen operaciones de Monarch.

El director ejecutivo de ese organismo, Andrew Hine, ha desvelado que sus responsables llevan preparando planes de contingencia desde hace cuatro semanas y medias, aunque sólo tuvieron una “clara certeza” de que Monarch iba a echar el cierre el pasado sábado por la noche.

La aerolínea no ha concretado lo que sucederá con los 2.750 trabajadores de su plantilla, que fue recortada en un millar de puestos hace tres años. El ministro de transportes británico, Chris Grayling, ha confirmado las conversaciones en curso con otras aerolíneas dispuestas a contratar a aquellos empleados, según declaraciones a la BBC recogidas por Reuters. Grayling describió la jornada como un "día difícil" para los clientes de la aerolínea. "Esto es evidentemente algo que escapa al control del Gobierno, pero estamos haciendo lo posible para asegurar que puedan volver todos".

Repatriación de españoles afectados

R. M.

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) informó este lunes que España ya le ha solicitado a la autoridad británica la lista de los pasajeros españoles afectados, y en los próximos días realizará inspecciones in situ en los aeropuertos españoles desde los que operaba Monarch para verificar que se respetan los derechos de los pasajeros establecidos en el Reglamento europeo 261/2004 sobre retrasos, cancelaciones y denegaciones de embarque.

Los españoles que quieran volver al Reino Unido deberán seguir el procedimiento que la autoridad de aviación británica, CAA, ha puesto en marcha para la repatriación de los ciudadanos británicos afectados.  Más dudas hay sobre la solución que se va a dar a los españoles que se hayan visto afectados por estas cancelaciones y que se encuentren en el Reino Unido, y tuvieran billete de vuelta a España.

Aesa ha señalado que estos afectados tendrán que dirigirse en primer lugar a la compañía y a la CAA para gestionar el reembolso del billete y las reclamaciones correspondientes de sus derechos- Y que, en cualquier caso, es conveniente que notifiquen al consulado de España en Reino Unido su situación.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon