Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La cultura, fundamento de la relación entre México y España

EL PAÍS EL PAÍS 10/06/2014 Laura Delle Femmine, Cristina Delgado

No todo gravita alrededor de los intereses económicos. El vínculo que existe entre México y España se radica en un pasado que reflota en el presente y refleja la cercanía actual entre los dos países. El escritor Jordi Soler y el presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes de México (Conaculta), Rafael Tovar y de Teresa, se encargaron este lunes, durante la jornada México, reformar para crecer, de rememorar el fundamento de la relación entre las dos orillas del Atlantico.

más información
  • FOTOGALERÍA Fotogalería de la jornada
  • Los empresarios españoles aprueban las reformas del Gobierno mexicano
  • “El reto de México ha sido y sigue siendo el crecimiento económico”
  • “México se ha decidido a cambiar todo aquello que no le permitía crecer”

“Más allá de identificaciones políticas, inversiones, momentos positivos, es en la cultura donde está el sedimento de la relación”, manifestó Tovar. El historiador puso como ejemplo el acuerdo sobre arqueología subacuática que se firmará el próximo martes en Madrid, mencionó los Congresos de la Lengua, recordó la importancia de las Cumbres Latinoamericanas y puso el acento en la industria creativa. “No hay que pensar en la cultura como un ingrediente del pasado”, sino como un sector con gran potencial que “siempre una España y México”.

Soler, de padre mexicano y madre española, recordó uno de sus “episodios predilectos”: cuando la diplomacia mexicana, “sola contra el mundo”, reconoció al Gobierno republicano y acogió a los exiliados españoles después de que el ejército franquista tomara el poder con la fuerza. Ese acontecimiento permitió nutrir las afinidades entre los dos países, aunque Soler reconoció que todavía existen “una serie de prejuicios y estereotipos” que hay que superar. Más allá de los negocios y las inversiones, hay que conseguir que “los mexicanos sientan a España como suya y los españoles sepan que tienen su casa del otro lado del mar”, concluyó el autor.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon