Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La CUP, único partido que declina condenar el ataque a las seguidoras de la selección

ABC ABC 07/06/2016

El pasado domingo, poco después de que la plataforma Barcelona con la Selección -que impulsa la instalación de pantallas gigantes en la capital catalana para ver al combinado nacional en la Eurocopa-, denunciara la brutal agresión sufrida el día antes por dos de sus colaboradoras, las redes sociales y los medios de comunicación convencionales se llenaron de mensajes de apoyo a las víctimas y rechazo a sus agresores. Entre esas voces, que ayer siguieron haciéndose eco del suceso, la de todos los partidos con representación en Cataluña... excepto la formación antisistema de la CUP.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, deploró los hechos vía Twitter; Ciudadanos y el PP los rechazaron de plano; desde Convergencia, Francesc Homs los censuró, aunque en su crítica introdujo el matiz de «puntuales»; y el diputado de ERC, Joan Tardà, calificó de «cafres» a los agresores. Pero la CUP, ayer, declinaba opinar. «No hemos hablado del tema. No tenemos aún ningún pronunciamiento», señalaron ayer a ABC fuentes del grupo municipal en Barcelona.

La agresión tuvo lugar el sábado por la tarde en plena avenida Meridiana de Barcelona, donde había instalada una carpa informativa sobre la iniciativa de Barcelona con la Selección de instalar pantallas en la calle para ver a los de Del Bosque. Un primer grupo de personas, encapuchadas, irrumpió en el lugar, destrozó la carpa y agredió e insultó a dos colaboradoas de la plataforma. Al grito de «putas españolas, os vamos a matar», las pegaron, les dieron patadas, las arrastraron por el suelo y a una le robaron el bolso.

La Guardia Urbana, alertada, hizo un atestado, pero después de irse del lugar, apareció otro coche con tres hombres a cara decubierta que volvieron a agredir a las colaboradoras. Uno de ellos fue fotografiado por los presentes. Se trata de un seguidor ultra del club de fútbol Sant Andreu. De ideología nazi e independentista catalán. Algunas fuentes señalaron que está vinculado a la CUP del barrio de Gracia. Desde la CUP -ese particular sí lo abordarona ayer- lo negaron rotundamente. «Hemos hablado con nuestros militantes y nadie le conoce», precisaron.

«Era la selva»

Los Mossos d’Esquadra investigan la agresión y tratar de identificar a los autores. Mientras, las dos mujeres agredidas, arropadas por dos responsables de la plataforma proselección y por el abogado Josep Maria Fuster-Fabra, acudieron ayer a la Ciudad de la Justicia de Barcelona para presentar una denuncia ante Fiscalía. Otra persona que resultó agredida, Julián Bravo, militante de Ciudadanos -que declinó hablar a ABC- lo hará ante los Mossos.

Aunque en un principio afirmaron que no querían hablar con los periodistas, las dos mujeres agredidas comentaron brevemente el suceso ante los micrófonos, sin decir su nombre. «Llegaron cuatro o cinco encapuchados, destrozaron la carpa y empezaron a darnos patadas... Tenemos contusiones. Fue horrible. Pasé terror, pensaba que estaba en la selva», explicó una. «Tengo moratones en la espalda, porque me arrastraron por los suelos», relató la otra.

A la salida de los juzgados, el presidente de Barcelona con la Seleción, Nacho Pla, agradeció el «apoyo descomunal» recibido tras la agresión -de los partidos y toda la sociedad- y aseguró que «estés más o menos a favor de la Selección, a nadie le entra en la cabeza una agresión».

El responsable de la plataforma afirmó que «estos energúmenos (los agresores) no representan la sociedad barcelonesa ni a la catalana» y no quiso valorar si considera que el incidente fue protagonizado por independentistas. «No lo sabemos, no les conocemos, pero qué más da. No tenemos ni idea de qué partido pueden ser y nos da igual», abundó Pla, quien a su vez también quiso dejar claro que su plataforma «no representa a ningún partido político».

«Nuestro papel ha acabado. Dejamos el caso en manos de la justicia, que es quién debe hablar», señaló Pla, quien, insistiendo en su afán de despolitizar el asunto, trazó un paralelismo con su amado fútbol. «Es como la final del Mundial de 2010 que ganó España, cuando De Jong le propinó una patada en el pecho a Xabi Alonso. La Selección española no rechistó. Los jugadores españoles no pidieron tarjeta roja, sino que siguieron luchando para conseguir su objetivo». Esa será la táctica de Barcelona con la Selección, que sigue organizando la instalación de macropantallas en la ciudad para ver la Eurocopa, tras llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento, que se negaba a cederles un espacio público. Aunque, por «seguridad», -una precaución justificada, visto lo visto-, aún no desvelan donde se instalarán las pantallas.

Petición en Gerona

A todo esto, la polémica se podría trasladar ahora a la ciudad de Gerona, «reserva» del independentismo catalán. Como ya hizo en varias ocasiones y durante varios años en Barcelona, el PP en Gerona , a través de su portavoz en el Ayuntamiento y candidata en las elecciones generales, Concepció Veray, reclamó ayer durante el pleno municipal que se instalen pantallas en esta ciudad para ver a España en la Eurocopa.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ABC

image beaconimage beaconimage beacon