Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La división entre Podemos y Ganemos abre la puerta del ayuntamiento al PSOE Leer más: La división entre Podemos y Ganemos abre la puerta del ayuntamiento al PSOE

El Confidencial El Confidencial 28/03/2016
 

© EFE La lucha por el control de Ahora Madrid, un partido instrumental integrado a partes iguales por Podemos y Ganemos, ha relanzado el debate sobre la conveniencia o no de que el PSOE entre a formar parte del Gobierno municipal. Desde Podemos apuntan que no ven mal un pacto “si aporta mayor solidez y estabilidad”, mientras que el grupo municipal socialista reconoce el debate y su “valoración permanente”, con la óptica de “analizar pros y contras”. Con todo, ambas formaciones subrayan que no existen conversaciones formales.

 La alcaldesa, Manuela Carmena, por su parte, ha remarcado que cada vez se siente más cercana al grupo socialista, al mismo tiempo que ha realizado gestos de buena voluntad. El último, este mismo lunes, tiene que ver con el nombramiento de la exdiputada regional y exsenadora socialista Francisca Sauquillo al frente de la comisión de Memoria Histórica. Una atribución que más allá de otorgar funciones de gestión directa al PSOE supone quitárselas a Ganemos, plataforma a la que pertenece la concejala de Cultura, Celia Mayer.

La división interna por la gestión del caso de los titiriteros se centró precisamente entre quienes valoraron el cese de Mayer (el núcleo duro cercano a la alcaldesa y a Podemos) y quienes la rechazaron incluso vertiendo duras críticas contra Carmena por su "tibieza" (Ganemos). Tanto la alcaldesa como la dirección madrileña de Podemos intentan soltar el lastre de Ganemos. La primera por diferencias que, pese a visibilizarse desde el primer momento, han ido en aumento durante las últimas semanas.

Muchas de ellas incluso se han hecho públicas, saltando de lo organizativo a lo político. Entre estas últimas destacan las diferencias sobre los grandes proyectos urbanísticos pendientes en la ciudad -llegando a dividir el voto en los plenos- o sobre la no remunicipalización del servicio de basuras. [Lea aquí: Pulso entre Podemos y Ganemos por el Ayuntamiento de Madrid] Podemos busca reformular los órganos de control de Ahora Madrid repensando su estructura, “tanto su composición como su función”.

Su hoja de ruta para este fin saldrá de la asamblea municipal que celebrarán la última semana de abril, y en el fondo se encuentra una ofensiva para desplazar a Ganemos y retomar el control sobre el partido instrumental. Una ofensiva a la que se ha sumado la formación liderada por Tania Sánchez, Convocatoria por Madrid (CxM), que cuenta con dos concejales dentro del grupo de gobierno.

En una circular distribuida internamente, se afirma que Ganemos “ha dejado de ser un espacio de encuentro y confluencia, como muestra bien a las claras la sorprendente exclusión unilateral y sin debate ni decisión orgánica alguna de nuestro portavoz de todos los grupos a los que pertenecía, incluida la coordinadora”. La formación que impulsó varias de las candidaturas de unidad popular en la región abandona así la plataforma municipalista y se alinea con la estrategia de Podemos. “Estamos convencidos de que un Gobierno necesita una organización política estable y apostamos por reforzar política y organizativamente Ahora Madrid”.

Los motivos expuestos llevan a CxM a felicitarse “por la convocatoria por parte de Podemos de una asamblea ciudadana de Madrid Ciudad, en la que esperamos que se discutan estos y otros asuntos y de la que deseamos que salga un compromiso firme en la dotación de una estructura política estable para Ahora Madrid, que sirva de base a la acción de gobierno”. Convocatoria por Madrid descarta presentar un documento propio en la asamblea, adhiriéndose a la estrategia que defienda la dirección de Podemos.

Podemos, ahora con la ayuda de CxM y de la propia alcaldesa, fuerza el aislamiento orgánico de Ganemos, que gana fuerza a nivel distrital (duplicó en votos a la formación emergente en las primarias para elegir a los representantes de Ahora Madrid en las juntas de Distrito) y se ha convertido en referente del tejido asociativo, dejando en un plano más secundario a Podemos. Una de las portavoces de esta plataforma, preguntada sobre la hipotética entrada del PSOE en el Gobierno municipal, recuerda que la tarea de Ganemos se centra “en las vocalías vecinales, en las asambleas de barrio y en desarrollar en la medida de lo posible el programa”. Sin embargo, su distancia con los socialistas es evidente: “Lo que nos gustaría es que presentasen [el PSOE] una moción en contra de la ley mordaza”.

Ganemos enmarca el debate sobre la entrada de los socialistas en el Gobierno en una estrategia “más estatal que municipal”. Por otra parte, estas mismas fuentes indican que “Podemos piensa más en términos de partido clásico, estructurado”, mientras que Ganemos “es horizontal y su único interés es el municipalismo, los barrios y el desarrollo del programa”.

Consulta abierta en caso de pacto El grupo municipal socialista es consciente de este desplazamiento de Ganemos y entra dentro de sus valoraciones a la hora de tomar una decisión. Fuentes cercanas a la dirección indican que de momento se sienten a gusto “empujando desde fuera”. Una posición que también les permite desmarcase del Gobierno ante gestiones o actuaciones que consideren erróneas. Por otra parte, estas mismas fuentes explican que a medida que se va desarrollando la acción de gobierno se genera una mayor confluencia, pero no prevén realizar cambios a corto plazo.

La postura oficial de Ahora Madrid se limita a secundar las declaraciones de Manuela Carmena sobre este tema y recuerdan que cualquier pacto de gobierno debería ser ratificado mediante una consulta abierta a la ciudadanía. Desde la portavocía indican, sin embargo, que el acuerdo de legislatura entre el PSOE y Ahora Madrid para apoyar la investidura de Manuela Carmena está funcionando bien. Su transformación en un pacto de gobierno, añaden, debe estar acompañada de una propuesta en la que se justifique el qué y el porqué. “Entrar por entrar, solo por coger sillones, no parece lo más adecuado”, sentencia la portavoz.

Ganemos Mac

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon