Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La economía de EE UU se contrae un 1% en el primer trimestre por las nevadas

EL PAÍS EL PAÍS 29/05/2014 Sandro Pozzi

El dato de crecimiento de Estados Unidos del primer trimestre fue peor que malo. La segunda lectura del indicador da ahora una contracción de la actividad económica del 1% entre enero y marzo, frente a la ya muy pobre tasa de expansión anualizada del 0,1% que se anticipó hace un mes. La comparación es aún peor cuando se cruza con el 2,6% del cuarto trimestre de 2013 y el 4,1% del tercero. Aún así, se espera una mejora importante pasado el crudo invierno.

La actividad económica se frenó de golpe al arrancar 2014, hasta el punto de ser el peor rendimiento en tres años y el primer negativo desde el arranque de 2011. En términos intertrimestrales, la contracción es del 0,25%, que es como se lee el dato en Europa. Se esperaba un retroceso en esta primera revisión, pero no tan pronunciado, de medio punto porcentual en tasa anualizada. El motivo de este fuerte recorte se explica por una caída del 5% en la inversión en el sector inmobiliario, que hizo de motor antes, y del 1,6% en la empresarial.

También hizo de lastre la balanza comercial, donde ahora se habla de una caída del 6% en las exportaciones mientras que las importaciones crecieron un 0,7% en lugar de caer un 1,4% como se dijo hace un mes. Los inventarios se recortaron entretanto a la mitad sobre lo anticipado, lo que también restó al crecimiento. El consumo subió un 3,1%, pero por el efecto en el gasto en salud por Obamacare y lo que se destinó a calefacción.

Es la segunda contracción que se registra desde el fin de la crisis. EE UU está creciendo a un ritmo medio del 2% desde el final de la recesión hace cinco años. Es una expansión moderada, por debajo del potencial, e irregular. El intenso frío y las nevadas complicaron más las cosas en el arranque del año. Los analistas esperan, sin embargo, que para final de año se crezca algunas décimas por encima del 3% y que se mantenga en 2015.

Para la Reserva Federal, el dato del primer trimestre es agua pasada, pese a que el paso atrás es mucho mayor de lo que anticipaba. El proceso de retirada de estímulos continúa y estará desmantelado en otoño. Ahora está comprando deuda pública e hipotecaria por valor de 45.000 millones de dólares mensuales, la intensidad con la que empezó la tercera ronda en septiembre de 2012. El primer alza de tipos de interés llegará en un año.

La Fed está convencida de que el traspié en el arranque de 2014 es "temporal". El acta de la última reunión de abril, de hecho, muestra que los miembros del banco central debaten ya los distintos mecanismos para volver a la normalidad monetaria. Sin embargo, no hay tomada ninguna decisión al respecto y lo que prima es el mensaje que se lanza a Wall Street sobre sus intenciones, conforme se vaya acercando el momento del primer incremento.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon