Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La empresa familiar defiende la Constitución y reclama “una solución política cuanto antes”

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 02/10/2017 Miguel Ángel Noceda
Aurelio Vázquez, presidente de la Asociación de la Empresa Familiar de Castilla-La Mancha, en su XX Congreso Nacional © Ismael Herrero Aurelio Vázquez, presidente de la Asociación de la Empresa Familiar de Castilla-La Mancha, en su XX Congreso Nacional

El presidente del Instituto de la Empresa Familiar (IEF), Ignacio Osborne, ha reclamado este lunes diálogo y acuerdos a las fuerzas políticas, al tiempo que ha hecho una defensa a ultranza de la Constitución ("es hoy, después de 40 años, el mayor símbolo de convivencia en nuestro país"). "La empresa familiar siempre ha insistido en la necesidad de buscar consensos y amplios acuerdos políticos en aquellas cuestiones de especial interés para el país", ha manifestado el empresario durante el discurso de inauguración del XX Congreso de la Empresa Familiar que se celebra en Toledo. "Nosotros y nuestras empresas le ayudaremos en todo lo que podamos, pero España necesita una solución política cuanto antes", ha enfatizado.

Osborne ha afirmado, además, que "los empresarios sostenemos que la incertidumbre es el peor enemigo del desarrollo económico. Tenemos las herramientas, las normas y los foros para el diálogo, para escuchar, para explicar los diferentes planteamientos políticos y para llegar a consensos. Estas normas, este marco legal, son las que nos han permitido avanzar y progresar, porque la seguridad jurídica es uno de los grandes pilares sobre los que se asiente la confianza".

No obstante, la organización ha evitado este año pronunciarse sobre la situación política en la encuesta interactiva que realiza anualmente en los congresos, evitando así conocer el pulso de los más de 500 representantes de la empresa familiar que se han congregado en la capital manchega sobre la crisis catalana, que inevitablemente habría tenido un peso específico en sus apreciaciones. En las encuestas de años pasados los empresarios familiares concedieron suspensos muy bajos a los políticos y, según fuentes de la organización, se ha suprimido "porque siempre se llevaba el título y desplazaba nuestro mensaje".

Cataluña, protagonista

Pero este año, precisamente, el mensaje estaba más que nunca centrado en el terreno político y, exclusivamente, en la crisis catalana. No en vano, el IEF sacó un comunicado en el que abunda en la opinión avanzada por su presidente. "Consideramos que el diálogo sincero, constructivo y con visión a largo plazo, es la única vía para abordar situaciones como la actual, que afectan al futuro del país en el marco de la Constitución que los ciudadanos nos dimos hace ya 40 años y ha permitido la configuración del actual estado de las autonomías y ha resultado ser un elemento fundamental del mayor periodo de estabilidad, prosperidad y convivencia pacífica que ha vivido este país", sostiene. Para terminar que insta a los partidos políticos a que "obren con alturas de miras y abran un proceso de diálogo, dentro del marco jurídico".

MÁS INFORMACIÓN

  • Las empresas familiares elevan su optimismo sobre la economía
  • Empresa familiar: las buenas prácticas de las sociedades cotizadas
  • Familiares y singulares

En cualquier caso, empresarios consultados durante el congreso han descalificado el papel de los grupos políticos por la imposibilidad de alcanzar esos acuerdos que lleven al consenso. En ese sentido, varios de los empresarios familiares que han asistido al encuentro, sobre todo catalanes, coincidieron en cargar las tintas contra las dos partes, mostrándose nada contentos con la actuación del Gobierno y han manifestado que la oferta de buscar el diálogo que hizo Mariano Rajoy llega tarde. "Ya era hora", clamaron. Un veterano empresario catalán fue taxativo: "Hay separatistas y separadores". Algunos más arrebatados por el calor del momento, han llegado a pedir la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

No obstante, la empresa familiar (supone el 60% del PIB nacional, el 90% de las empresas y el 80% del empleo) eleva su calificación sobre la situación económica, con un 6,22 sobre nueve, con lo que prosigue la mejora sustancial que ya se reflejó el año pasado y el anterior, en las que se repitió el 5,31 sobre nueve. Hasta entonces, la calificación siempre había estado por debajo del aprobado. En este sentido, la mayor parte de los encuestados (el 82%) han contestado que esperan un crecimiento moderado frente al 70% del año anterior y un 7% que cree que el crecimiento será intenso. Asimismo, un 73% de las empresas piensa que este año tendrá un aumento de sus ventas, frente al 59% del año anterior, mientras que 24% cree que será igual.

Por su parte, Emiliano García-Page, presidente de la Comunidad de Castilla-La Mancha, no desaprovechó su participación en el Congreso para defender también la Constitución y la cohesión "sin ningún tipo de ambigüedad e íntegramente, incluso para plantear su modificación". El presidente manchego ha expresado su apoyo al Estado de derecho y a las instituciones "que tienen que velar por el cumplimiento de la Constitución", justificando la actuación de ayer en Cataluña de las fuerzas del orden.

"Solo podemos recuperar la cohesión desde el respeto a la Constitución, que es la que da pie a que haya instituciones como las comunidades autónomas. No puedo entender que haya un parlamento que tiene su origen en la Constitución pueda negarla", recalcó. El dirigente socialista, que subrayó que "hoy no es un día normal en la agenda de cualquier demócrata, de ningún político ni de ninguna persona", apeló a El Quijote para reclamar cordura, que "precisamente él la recuperó en las playas catalanas".

El desafío independentista catalán

Noticias, reportajes, opinión, análisis, fotografías, cobertura en directo... toda la información sobre la consulta soberanista del 1-O y la respuesta del Gobierno.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon