Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La eterna huelguista de hambre

Logotipo de El Mundo El Mundo 09/06/2014 VÍCTOR OLAZÁBAL

Irom Sharmila quiere hablar con el nuevo primer ministro de India, Quiere verle en persona para decirle que lleva 13 años y medio sin comer. Quiere contarle que la suya es la huelga de hambre más larga del mundo y pedirle que derogue una ley antiterrorista. Modi ya conoce su historia.

© Proporcionado por elmundo.es

Esta mujer indomable nació en Manipur, al noreste del país, hace 42 años, y no come desde el 3 de noviembre de 2000. Debido a su lucha, la "Dama de Hierro" es alimentada a la fuerza con suero. Por la nariz. Sólo así sobrevive. Lo hace con importantes problemas de salud (y de peso). Vive encerrada en el hospital Jawaharlal Nehru de Imphal, en Manipur, acusada de intento de suicidio, un delito castigado con un año de prisión. Cada año, Sharmila queda en libertad unos días pero, al mantener el ayuno, vuelve a ser detenida. En el hospital practica yoga, escribe y lee. No tiene muchas más opciones, por su estado físico y por las pocas libertades de las que goza allí.

El origen de su lucha es el siguiente. La "Dama de Hierro" considera que la Ley de Poderes Especiales de las Fuerzas Armadas (AFSPA) otorga demasiados poderes al Ejército ante la mínima sospecha de acciones terroristas. La norma contempla que cualquier militar o paramilitar pueda detener, interrogar y disparar a cualquier sospechoso de terrorismo.

"Cuento mis días para mi libertad cuando se derogue la AFSPA gracias a sus esfuerzos en el Parlamento", le pide a Modi en una carta, publicada la semana pasada. Este miércoles, como cada año, se le volvió a acusar de suicidio por su eterna huelga de hambre. La activista adopta este tipo de resistencia como hiciera en su día Mahatma Gandhi, el padre de la nación, si bien ahora en India es delito llevar esa lucha hasta sus últimas consecuencias.

Con esta ley, "el Gobierno de India ha estado cometiendo miles de asesinatos y desapariciones forzadas de personas inocentes en las últimas décadas", le cuenta en la misiva al primer ministro, a quien también ha pedido un encuentro personal. El Gobierno siempre ha negado esas acusaciones y defiende que la ley es necesaria para contener a los grupos independentistas del noroeste y de Cachemira, donde se aplica esta norma.

Sharmila niega las continuas acusaciones de suicidio. "Me encanta mi vida, nunca tuve intención de suicidarme", dijo en su última aparición pública en Delhi, cuando se sentó ante el tribunal. "Quiero sentir todos los placeres del mundo, como el amor", afirmó a la prensa. La "Dama de Hierro" entiende que el fin de su lucha no es la muerte, sino todo lo contrario. "Lo que hago es una protesta para ganar nuestro derecho a la vida. Sólo estaba exigiendo nuestro derecho fundamental".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon