Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La falsa fuga de un gorila en Canarias da la vuelta al mundo

EL PAÍS EL PAÍS 06/06/2014 Cecilia Hertrampf

La noticia ha dado la vuelta al mundo. Un cuidador del famoso parque de atracciones Loro Parque, de Tenerife, fue alcanzado por un dardo tranquilizante que le disparó un veterinario al confundirlo con un gorila. El guardia iba disfrazado de gorila y se paseaba a sus anchas por el zoológico del centro. La serie de elementos es como de comedia y los tabloides extranjeros no han dudado en hacerse eco. Sin embargo, el hecho no tuvo tantos visos de humor. Se trató de un accidente que pudo haber sido mucho más grave, pero un accidente al fin y al cabo. Y no, no hubo disfraz ni confusión de por medio.

Efectivamente, un cuidador de animales terrestres de Loro Parque fue alcanzado por un dardo tranquilizante para gorilas el pasado lunes, durante un simulacro de emergencia del zoológico. Pero fuentes del centro aseguran que ni iba disfrazado ni se paseaba imitando los movimientos de estos gigantescos simios. El guardia de seguridad, de 35 años, recibió accidentalmente el disparo de una cerbatana que portaba un veterinario del centro, que llegó a las instalaciones donde se encuentran los gorilas, avisado de la supuesta fuga de uno de ellos.

Lógicamente, la llamada de emergencia era falsa, y el veterinario acudió rápidamente, cargado con los implementos necesarios para actuar. Tras enterarse de que se trataba sólo de un simulacro, realizó un movimiento accidental que provocó el disparo imprevisto de la cerbatana, uno de cuyos dardos, preparado para dormir a un gorila de 200 kilos, alcanzó al cuidador.

El simulacro se llevó a cabo con total normalidad. Una llamada de emergencia dio aviso a los veterinarios del centro de que uno de los cinco gorilas que conviven en Loro Parque había saltado de un cubículo de seguridad a otra zona del recinto reservado para ellos. Pero el veterinario, al llegar al lugar de los supuestos hechos, se encontró con el personal del zoológico que realizaba la operación, que le explicó que se trataba de una emergencia ficticia.

En ese momento, el veterinario apoyó la cerbatana, que se disparó accidentalmente, alcanzando la pierna de uno de los dos cuidadores que se encontraban a su lado. El herido fue asistido por los servicios médicos del centro y trasladado inmediatamente al Hospital Universitario de Canarias, donde permaneció un día y medio y fue posteriormente dado de alta. Patricia Delponti, directora de comunicación del parque, asegura que, a pesar de la gravedad del disparo que recibió, el trabajador se encuentra en perfectas condiciones.

Los simulacros de emergencia se llevan a cabo de forma constante en Loro Parque, uno de los parques temáticos más importantes de España. Durante su realización, sólo un reducido número de funcionarios del centro está al tanto de que se trata de una emergencia ficticia. En este caso, los responsables del simulacro eran dos cuidadores, el director del parque, el jefe de emergencias y la directora de una empresa de riesgos laborales que evaluaba la operación. Además, por supuesto, de la telefonista que estuvo encargada de llamar a los veterinarios del centro para avisar de que un gorila se había fugado. Según la portavoz de Loro Parque, la operación del lunes se llevó a cabo con éxito, y sólo se torció en el momento en que la cerbatana del veterinario se disparó por accidente.

“Todo lo que ha publicado la prensa extranjera con respecto a que el trabajador estaba disfrazado de gorila, a que iba caminando por el parque con un traje y que fue encontrado en ropa interior es falso”, asegura Delponti, al referirse a las informaciones de medios principalmente alemanes y británicos que se han hecho eco del accidente. “Si contaran la historia como realmente sucedió, no tendría tanta gracia”, concluye la portavoz, que aclara que el parque emitió un comunicado con la versión oficial del incidente, que se puede encontrar en su página web.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon